«Es una fruta madura Jujuy, es como un porro encendido…» Morales le regaló a su hijo el «sueño del pibe»

«Me gusta Jujuy, mi Jujuy cuando llueve y dejar que el recuerdo me lleve. Y por Yala perderme abrazado al amor, mojadito de agua hasta el alma…» Así tarareaba Gastón Morales (hijo del gobernador de esa provincia, Gerardo Morales) esta hermosa zamba de «Los Chalchaleros» cuando supo que su padre había conseguido el «sueño del pibe«: pasar a ser el presidente de la más grande empresa de Latinoamérica, dedicada al cultivo y estudio de la marihuana «legal».

En este momento «Andy Chango« Morales, que en Mayo cumplirá los 34 años, pasó a ser el CEO (sin credencial ni antecedente que avale dicha responsabilidad) de la mayor plantación «legal» de Sudamérica de Cannabis Sativa (Marihuana) y podrá dedicarse al «estudio«, previo cultivo, de «la plantita» para uso medicinal.

Es que pertenecer tiene sus privilegios y Gerardo Morales le saca a Mauricio Macri lo que se le antoja. ¿Para los jujeños? ¡No! ¡Para él, su familia y amigos!

En una crónica de El Diario en Tucumán, te contamos sobre el escándalo generado cuando Morales envió a Tucumán un «grupo de tareas«, con la directiva de hacer inteligencia y espionaje sobre el todavía marido -según la ley- de Tulia Snopek (actual pareja del gobernador de Jujuy) , el abogado Carlos Marti Coll . (Click para ver nota).

Como la justicia no había concedido a su pareja el divorcio, «Moralito» «se casó» bajo un rito indígena. La ceremonia fue encabezada por los líderes Wanka Wilka y Kusikilla, y por un chamán peruano y se realizó al mediodía en «Los Colorados«, Purmamarca. «El horario no fue casual: fue en el momento de mayor intensidad de luz, cuando se equilibran la luz y la sombra, de acuerdo a las creencias ancestrales…«.

Purmamarca es una bella localidad jujeña en donde se encuentra el famoso Cerro de los Siete Colores.
A este cerro, que es una postal conocida internacionalmente, le apareció de la nada un «antiguo dueño«, el músico Edgardo ‘Memo‘ Vilte, quien tomó la decisión de alambrar toda la zona cercana al acceso a este emblemático cerro.  Es que en el «mundo Morales» puede suceder cualquier cosa.

Al mismo Gerardo Morales, que no dudó en usar a la comunidad indígena puneña para «legitimar» en una ceremonia indígena su unión con una mujer casada, no le tembló el pulso para hacer que «su» polícía ablandara a palazos a integrantes de la comunidad indígena de la localidad de Tilcara durante una protesta; nota que también cubrimos desde este medio. (Click para ver)

Pero volvamos a la hacienda Nápoles…, perdón…, «El Pongo«. El gobernador jujeño obtuvo la autorización de la ministro Patricia Bullrich, para crear la empresa estatal Cannabis Avatara S.E. en asociación con Green Leaf Farms International, firma radicada en Estados Unidos que aportará los fondos para las etapas de producción, fabricación y distribución. Esta será el primer centro destinado al estudio y cultivo de cannabis medicinal del país, que funcionará en la provincia de Jujuy, en la finca EL PONGO. Designó para ello -sin ponerse colorado- a su hijo Gastón Morales como Presidente de dicha empresa mediante un Decreto (Click en letra azul para acceder).

Estos son los antecedentes oficiales de este afortunado muchacho, según su Declaración Jurada. DECLARACIÓN JURADA DE GASTÓN MORALES (Clik en letra azul para acceder). Y este es el CV que publica en su web.

Hacienda EL PONGO

La «Hacienda El Pongo«, es un predio conocido como la “CASONA DE DON PLINIO ZABALA de finca ´EL PONGO´ (Ruta Provincial Nro 1 – Ciudad de Perico Departamento del Carmen, de la Provincia de Jujuy).

Rápidamente Gerardo Morales, le sacó el sí a la ministro Patricia Bullrich para obtener el permiso para «cultivo y estudio» de Canabbis Sativa (Marihuana) y para ello, obtuvo el instrumento legal mediante la Resolución -76-APN-MSG, firmada en la ciudad de Buenos Aires el 31/01/2019 (Click en letra azul para acceder a la resolución).

Mientras Morales se asegura el manejo de una plantación sin precedentes de marihuana, en el resto del país y en el mismo Jujuy, el debate continúa. Para decirlo de alguna manera «Morales pegó primero«.

El lunes 4 de febrero, la legisladora justicialista y vicepresidenta de la Comisión de Salud, Alejandra Cejas, retomó un pedido de inconstitucionalidad que ya había comenzado en 2018 por la creación de la firma. “Planteamos la ilegalidad del cultivo, porque una cosa es que se produzca en laboratorios para pacientes que lo necesitan y otra es la producción masiva para consumo recreativo”, explicó, y reclamó: “Están convirtiendo a la provincia en proveedora de drogas para Estados Unidos (por Players Networks): un narcoestado”.

Cejas cree que “están militarizando la zona de la finca, que es de agricultores, y quieren convertirla en privada para plantar drogas”. Se refiere a la presencia de efectivos de Infantería y del Cuerpo Especial de Operaciones Policiales que, coordinados por el Ministerio de Seguridad de Jujuy, vigilarán “posibles intrusiones por zonas vulnerables”, según describen desde Avatara.

Así como se relaciona al hermano de Gerardo Morales con el negocio de la extracción de Litio; está claro que el gobernador de Jujuy no deja pasar ninguna oportunidad para manejar a discreción todos los negocios posibles que pasan por delante de sus narices, con dominio total del Estado jujeño y aprovechando sus relaciones carnales con Mauricio Macri.

«Es una fruta madura Jujuy
es un jazmín encendido, Jujuy
o tal vez un rayito de luna o de sol
una campanita de plata.
A Jujuy esta zamba le quiero cantar
me gusta Jujuy con toda el alma.»

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios