Una agente de la GUM de Yerba Buena intentó ahorcarse con su cinturón en presencia de su pareja, otro agente de la GUM

Un extraño incidente vivieron en Emergencias 911 cuando al recibir un llamado de alerta tuvieron que presentarse en un domicilio en calle Uruguay al 4000 de San Miguel de Tucumán.

Fueron recibidos por una persona a la que llamaremos «A» (domiciliado en Barrio Parque de S.M. de Tucumán) alertando sobre un posible intento de suicidio de su pareja que se encontraba en ese instante en su domicilio.

Los agentes del 911 ingresaron y encontraron a una mujer (a quien llamaremos «S.A.»), quien intentaba ahorcarse con un cinturón en ese mismo instante. Entre los ocasionales socorristas alzaron a la mujer y la depositaron en una cama. Así surgió que tanto el individuo que llamó al 911 como la mujer que protagonizaba el suceso haciendo uso del cinturón de su uniforme, no eran otros que una pareja de agentes de la Guardia Urbana Municipal de Yerba Buena (GUM).

A los fines de que los lectores se informen de primera mano, publicaremos el acta de constatación de lo sucedido para mayor comprensión y objetividad en el relato.

Un vecino de la agente de la GUM que tuvo el intento de suicidio, de nombre «M«, declaró en el acta que ambos integrantes de la Guardia Urbana de Yerba Buena, protagonizaban incidentes que incluían acaloradas discusiones que llegaban a inquietar a los propios vecinos.

Gracias a la intervención policial, a través del 911, se logró evitar una tragedia si la agente «S.A.» lograba llevar a cabo el cometido de acabar con su vida.

Este medio posee información de un exagente y comprometedoras fotos de agentes de la GUM e inclusive de su Jefe, que se permiten situaciones que consideramos al menos imprudentes, si no irregulares, en donde se dan rienda suelta (en horarios de trabajo y en descansos) a interrelaciones personales que no se corresponden entre compañeros de trabajo y entre jefes y subordinados.

Más allá de no juzgar la situación afectiva o psicológica de la agente que protagonizó el hecho y de no profundizar en su relación de pareja (sea esta ocasional o no), preocupa que la superioridad de la Guardia Urbana de Yerba Buena permita que se den entre compañeros de trabajo relaciones que interfieren inclusive con familiares de los involucrados en algunos casos.

Reiteramos que no publicaremos las imágenes de las que hablamos para no desvirtuar el tema, pero creemos que es necesario preguntarse. ¿Éstas son las personas que integran la Guardia Urbana Municipal de Yerba Buena a la que el intendente Mariano Campero pretende dotar de pistolas Tyser, de pistolas y armamento en general de impacto letal?.

Sin dudas que es necesaria -a la brevedad- una total reformulación de la GUM, tanto desde el punto de vista normativo, protocolar, de parámetros de selección de sus integrantes, de capacitación y de seguimiento.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios