La interrupción de la provisión de gas de Rusia a Alemania pone en el tapete un gran problema geopolítico

Después de que la empresa estatal rusa Gazprom interrumpiera los suministros a Polonia y Bulgaria, se ha intensificado el debate sobre la dependencia del suministro de gas de Rusia y la cuestión de cómo proceder. Con el fin de estar preparados para el peor de los casos, llenar las instalaciones de almacenamiento de gas es una de las prioridades de muchos países, por lo que en Alemania un depósito en gran parte vacío en Salzburgo también está causando debate.

El trasfondo: la instalación de almacenamiento de gas de Haidach está conectada a la red de gas alemana y desempeña un papel central para una región industrial bávara cercana a la frontera conocida como el «triángulo químico», por ejemplo. Pero también los hogares de ciudades bávaras como Múnich, Ingolstadt y Ratisbona se abastecen en parte con el gasoducto Austria Baviera (ABG), que, según la revista «Focus», se alimenta del almacén de Haidach.
La instalación de almacenamiento de gas «siempre ha sido una característica especial», dice «Focus», también en referencia a una ley aprobada por el gobierno alemán que prescribe cantidades mínimas de llenado para las instalaciones de almacenamiento de gas a partir del verano: Como la ley «sólo se aplica a las instalaciones de almacenamiento en suelo alemán», Alemania no tiene «ningún medio» para rellenar las instalaciones de almacenamiento de Haidach. Y como se desprende de los datos de llenado publicados por la Asociación de Operadores Europeos de Almacenamiento de Gas (Aggregated Gas Storage Inventory, AGSI), el almacén de gas alemán de Haidach está prácticamente vacío.
 Trabajadores entre dos gasoductos
DEBATE
Gas ruso: ¿cómo reducir la dependencia?
«La situación debe aclararse rápidamente»
Sin embargo, la cuestión que está provocando el debate en Alemania no sólo se refiere al emplazamiento en territorio austriaco, sino también a la estructura empresarial que hay detrás del depósito de gas. «Haidach es propiedad en dos terceras partes de Gazprom, que la vació después de que, al parecer, ya estuviera infradotada por razones estratégicas», dijo el jueves el «Passauer Neue Presse» («PNP») citando al ministro de Economía de Baviera, Hubert Aiwanger.
Según él, la situación debe «aclararse rápidamente», ya que la capacidad de almacenamiento de Haidach es «urgentemente necesaria para el próximo invierno». Según dpa, Tobias Schmid, del operador bávaro de la red de gas Bayernets, también ve una necesidad creciente de actuar. «Si Haidach se llenara al 90% en noviembre», entonces «el almacenamiento máximo tendría que hacerse a finales de junio como muy tarde».
«Confiar en la cooperación»
Las instalaciones en superficie de Haidach son propiedad en un tercio de la empresa austriaca Rohöl-Aufsuchungs-Aktiengesellschaft (RAG) y de dos empresas pertenecientes a la red corporativa de Gazprom, y las partes subterráneas de la República de Austria. Las participaciones de Gazprom ya fueron noticia a principios de abril, cuando la empresa estatal rusa anunció la separación de su filial alemana Gazprom Germania.
El procedimiento también causó asombro en Austria, sobre todo en la RAG. Sin embargo, los temores sobre los efectos en el suministro de gas de Austria fueron limitados. «Haidach es un gran almacén alemán», fue el comentario de la industria del gas en ese momento. Queda por ver qué pasará con Gazprom Germania. Gazprom Germania está actualmente bajo tutela estatal en Alemania por orden del Ministro de Economía Robert Habeck.
También se puede utilizar para Austria
Aunque el gas almacenado en el Haidach de Salzburgo se destina al mercado alemán, la instalación de almacenamiento también podría ser utilizada por la parte austriaca en caso de emergencia. La instalación de almacenamiento, que está directamente conectada a la infraestructura de la red alemana, podría utilizarse también en Austria para el equilibrio estacional, según el sitio web de Gazprom Germania en Haidach. Esto afectará probablemente a Tirol y Vorarlberg en particular, que ya se abastecen de gas íntegramente a través de Alemania.
Está por ver si la reserva estratégica de gas aprobada esta semana en Austria afectará también al llenado del almacén alemán de Haidach; según los medios de comunicación, la reserva de gas se distribuirá por todos los almacenes del país en junio. En cualquier caso, «Focus» ve «una primera señal de concesión» por parte de Viena – según la revista, Baviera y Austria ya mantienen una «cooperación de confianza» en el suministro de gas.
Un experto pide que se llenen rápidamente los depósitos
Es probable que esta cooperación sea cada vez más necesaria a nivel de la UE en el futuro. En cualquier caso, el juego de Rusia con el gas está reforzando ahora también los esfuerzos de Bruselas por construir una red de seguridad común. La intención de comprar y almacenar gas de forma conjunta en el futuro para estar preparados ante una interrupción del suministro por parte de Rusia suena bien, pero es difícil, dijo Christian Egenhofer, experto en energía del think tank de Bruselas Centro de Estudios Políticos Europeos (CEPS), al Ö1-Morgenjournal.
Los planes de la UE sobre el suministro de gas aún están inmaduros
Según el informe, empresas privadas como OMV se encargarían de la compra de gas y no los políticos. Sin embargo, la Comisión de la UE podría coordinar a las empresas desde Bruselas, para que sepan quién llama a la puerta de qué proveedor de gas y negocia con quién, con el fin de no sobrepujar entre sí. Según Egenhofer, Austria se vería especialmente afectada, además de Alemania, Países Bajos y Eslovaquia, ya que la mayor parte de las instalaciones de almacenamiento de gas de la UE se encuentra en los cuatro países mencionados.
Por último, el experto del CEPS no pone en duda que los países de la UE deben aclarar rápidamente las cuestiones técnicas y financieras en este ámbito. Según él, probablemente estaban demasiado seguros hasta ahora de que Moscú dejaría el grifo del gas abierto porque el gobernante ruso a largo plazo, Vladimir Putin, necesita el dinero de la UE: «La parada del suministro de gas ruso a Polonia y Bulgaria debería cambiar ahora eso».
Por Karin Hiebaum 
Corresponsal Internacional 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios