Inoportuna “opereta” tras la visita del presidente a la “ciudad de los limones verdes”

Sea quien sea, ocupe el espacio que ocupe, milte donde milite, tenga o no potencial alguno; hablar -a cinco meses de haber asumido una gestión de gobierno y en medio de una pandemia- de candidaturas eventuales de cara al 2023, es irreverente, irrelevante e irritante.

Esto es lo que sucedió tras la reciente visita del presidente Alberto Fernández a la provincia, con descanso incluido, en la flamante Hostería de la “ciudad de los limones verdes“.

No resulta complicado argumentar lo obvio. Y lo obvio en este caso, es que tras la visita presidencial, algunos medios tucumanos salieron a intentar “operar” para instalar que el Intendente Javier Noguera, habría sido “bendecido” por el primer mandatario nacional, para encabezar una supuesta fórmula a gobernador y vice en 2023.

Extraer conclusiones tales sobre la posibilidad de que haya existido alguna “bendición presidencial“, recibida a partir de la visita a ese municipio; es tal como inferir que “El Alberto” tenía ganas de hacerse camionero por visitar la planta de Scania o necesidad de ir al baño, por visitar una planta de residuos cloacales en Las Talitas.

Se pretendió solidificar argumentativamente la absurda “Operación Limón Verde“, aludiendo que “Medios porteños señalan al intendente de Tafí Viejo como el ‘candidato preferido de La Cámpora’. Debe entenderse como “medios porteños“, no a Clarín, TN, La Nación, Crónica, Página 12, Etc.; sino al diario “LA POLÍTICA ONLINE“.

El medio de comunicación “porteño“, citado por “ET“, es tan pequeño que posee una Página Facebook que tiene como  suscriptores a la mitad de los que ostenta el diario “ET” que lo referencia (un alcance insignificante para Buenos Aires).

Analicemos por un instante que tal como afirma “ET” es cierto que el intendente tafinisto, taficeño o tafinense, pueda ser íntimo pero íntimo amigo y referente Tucumano de “La Cámpora” y del kirchnerismo.

Pues sucede que el presidente Alberto Fernández, integra y representa a un frente que incluye a un gran número de partidos y movimientos políticos. No es dato menor que “La Cámpora” no tuvo ni tiene peso específico en esta norteña provincia.

Como si esto fuera poco, “El Alberto“, anda medio “preocupadito” por algunos “insignificantes sucesos“. A saber. Conduce un país absolutamente devastado económicamente, acosado por la negociación de una deuda multimillonaria en dólares y como si esto fuera poco, se cruzó desde principios del mes de marzo, con una pandemia que tiene al mundo dado vueltas. Esto hace pensar que “El Alberto” no tiene demasiado tiempo como para interesarse en “darle un empujón” a un intendente tucumano que mira con demasiado cariño y poco tino político el sillón más importante en la Casa de Gobierno de Tucumán.

Se desconoce si la “Operación Limón Verde“, surge realmente de una iniciativa del intendente de Tafí Viejo, o es que tal vez a algún “iluminado” estratega, vio la oportunidad de “limar” la imagen del mandamás de la Legislatura, Osvaldo Jaldo; aunque esto sería hilar demasiado fino. Flaco favor para el indispensable buen funcionamiento de la exitosa dupla electoral Manzur-Jaldo, que iniciaron su nueva gestión en diciembre de 2019 y tienen duros tres años y medio de gobierno por delante. Claro, salvo que se esté “operando” para enturbiar las relaciones entre ambos.

Javier Noguera demostró ser un buen Secretario de Ciencia y Técnica, Secretario de Gobierno e Interventor de la comuna de Cevil Redondo, durante la gestión del -hoy vapuleado- José Alperovich. Su segundo mandato al frente de la intendencia de Tafí Viejo, viene siendo muy exitoso, sobre todo si consideramos las anteriores gestiones en ese municipio.

La “Operación Limón Verde“, lo deja sin embargo, mal parado, como un oportunista inoportuno. Lo muestra demasiado ambicioso y poco sensible a los tiempos que corren. Le estampa un sello “K” a fuego en la frente y lo enfrenta con el Presidente de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, que es sin dudas un bocado demasiado grande por el momento.

La buena nueva es que la visita del presidente Alberto Fernández a Tucumán dejó un saldo positivo en fondos para obras en Tucumán; el Ministerio de Obras Públicas destinó una inversión total estimada de $11.543 Millones de pesos.

El limón tucumano es por excelencia de color amarillo, tal como se ve en la canasta de regalos que se llevó el presidente de regreso a Buenos Aires, junto a otros destacados productos taficeños, tafinistos o tafinenses.

 

 

En otras latitudes existe otra variedad de limón caracterizado por su aroma distintivo, al que también llaman “lima” o “limón sutil“. Está claro que la “Operación Limón Verde” no “limó” a otro que no sea  al mismo Noguera y de “sutil” no tuvo nada.

Fuente: POOL DE MEDIOS

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios