EVOLUCIÓN DE LA ENFERMEDAD COVID-19 EN ARGENTINA 6ª ENTREGA (*) Ing. Juan Carlos Mirande

Luego de la 5ª Entrega, de contenido más técnico, retomo en la presente los objetivos propuestos en la 4ª Publicación, que fueron los de analizar los datos comparativos entre Jurisdicciones en relación a la población de cada Jurisdicción, concentrándome finalmente en la situación de Tucumán y sus perspectivas a futuro.

ALGUNAS DEFINICIONES PREVIAS

Antes de entrar en tema, cabe refrescar y clarificar la terminología anteriormente utilizada. Por ello recuerdo más abajo las definiciones ya dadas, aclarando que cuando se habla de Incidencia y Mortalidad “a secas”, los números que se presentan son los datos brutos, es decir, las cantidades absolutas computadas en un cierto período de tiempo. En cambio, la “Tasa de Incidencia” o la “Tasa de Mortalidad” relacionan los datos anteriores con la población, tal como describo a continuación, donde también recuerdo al lector el concepto de “Letalidad”:

1 – Tasa de Incidencia: Surge como resultado de dividir la cantidad de infectados en el total de miembros de la población de un determinado lugar. Se expresa como Infectados cada 1 millón de habitantes, aunque también se puede expresar como Infectados cada 100.000 personas, y si las tasas son muy altas, se puede expresar cada 1.000 o como porcentaje.

2 – Tasa de Mortalidad: Es similar a la anterior, pero poniendo como numerador la cantidad de personas fallecidas debido a una determinada enfermedad o dolencia.

3 – Letalidad: Muestra también la cantidad de fallecidos, pero en este caso, dividida en  100 o en 1.000 infectados. Es una forma de presentar el riesgo o probabilidad de fallecimiento de las personas con diagnóstico positivo para una determinada enfermedad, en este caso COVID-19.

De la comparación de estos índices entre regiones o Jurisdicciones y de su evolución en el tiempo se obtiene una estimación de respuesta a las preguntas que planteé en entregas anteriores: de dónde venimos, cómo estamos y adónde vamos con la enfermedad COVID-19.

ANÁLISIS A NIVEL PAÍS

1 – Ritmo de Infección

El ritmo de infección continuó incrementándose en forma marcada en la Argentina durante el mes de Septiembre. Esto se puede apreciar claramente en el Gráfico N° 1, que muestra los promedios cada 10 días de casos confirmados desde la aparición del primer infectado, el 03/03/2020, hasta el 10/09/2020. Como se podrá observar, la cantidad de casos no sólo viene creciendo, sino que lo hace cada vez a mayor ritmo.

2 – Evolución de Casos

Si bien el incremento de casos viene siendo muy importante, también lo es el de las personas que padecieron la enfermedad sin mayores complicaciones, ya fueron dadas de alta y en principio quedarán inmunes a nuevos contagios. En el Gráfico N° 2 siguiente presento las curvas de evolución para todas las alternativas en relación a esta epidemia.

Tal como comenté en un informe anterior, el Comité Nacional de Emergencia modificó a comienzos de Agosto su criterio respecto al conteo de recuperados, incluyendo dentro de este grupo a personas con diagnóstico positivo para COVID-19, que no requirieron luego asistencia médica en centros asistenciales durante el período de evolución de su enfermedad.

ANÁLISIS COMPARATIVO ENTRE JURISDICCIONES

El término “Jurisdicciones” que aquí utilizo se origina en el hecho de que incluyo los datos a nivel país y también los de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), que obviamente no pueden ser considerados como Provincias. Por otro lado, lamentablemente los datos que provee el Ministerio de Salud no discriminan entre la Provincia de Buenos Aires (en adelante “Buenos Aires”) y los Municipios de esa provincia que integran el Area Metropolitana de Buenos Aires, con lo cual los datos están referidos a toda esa Provincia.

En el Cuadro N° 3 presento los datos acumulados al día 10/09/2020 de las 10 Jurisdicciones más afectadas por el coronavirus – al que agrego Argentina y Tucumán, por razones obvias -, ordenados por Tasa de Incidencia decreciente.

Se puede ver que, a pesar de que la CABA tiene un tercio de infectados totales que la Provincia de Buenos Aires, la Tasa de Incidencia de la enfermedad en la capital del país es el doble que en esa provincia. Esto es consecuencia de que la población de la Ciudad de Buenos Aires es de menos del 20 % que la de la Provincia mencionada.

Los Gráficos N° 4, 5 y 6 muestran respectivamente los datos comparativos de Tasas de Incidencia, de Mortalidad y de Letalidad para estas mismas Jurisdicciones:

Se puede ver en los mismos que la Provincia de Tucumán está en la última posición (la menos desfavorable) en cuanto a Incidencia y Mortalidad, y en la penúltima en lo que respecta a Letalidad.

El posicionamiento de Tucumán es muy cercano al de la Provincia de Córdoba, y muy lejano al de nuestra hermana provincia de Jujuy, la que lamentablemente se ubica en los primeros puestos en estos tres indicadores.

La Provincia de Chaco, si bien con tendencias lineales (es decir, con crecimiento estabilizado) en cuanto a Incidencia y Mortalidad, es actualmente la que mayor letalidad presenta en todo el país.

EVOLUCIÓN DE COVID-19 EN TUCUMÁN

Los datos de evolución de la enfermedad son ampliamente publicados en forma diaria por todos los medios, con lo cual considero innecesario incluirlos en este escrito. El único comentario que deseo hacer al respecto es sobre los textos interpretativos de los mismos, los cuales frecuentemente adolecen del rigor estadístico necesario. En particular, frases como “el coronavirus sigue creciendo en Tucumán”, o “está creciendo en forma exponencial” no son estrictamente correctas, por lo siguiente:

  1. Por un lado, si lo que se mira son los valores acumulados, debo decir que sólo dejarán de crecer cuando ya no haya contagios, situación sumamente deseable, pero prácticamente imposible, por lo menos en los próximos meses. Lo que hay que ver y comparar entonces, son los datos diarios o mejor aún, de las medias móviles de los mismos.
  2. Por otro lado, un “crecimiento exponencial” es el que sufre un número determinado cuando es elevado a potencias sucesivas, convirtiéndose en un valor sumamente alto: por ejemplo, si ese número es igual a 2 (que sería el caso de que cada infectado contagie a 2 personas), y esto ocurre cada 7 días, la secuencia numérica sería 1-2-4-8-16-32-64-128-256-528-1056, y así. En el período N° 21, (es decir, a los 147 días de producido el primer caso) el valor resultante sería superior al de toda la población de la Provincia de Tucumán.

Dicho esto, retomo a continuación el análisis de las curvas de evolución y lo que ellas representan como horizonte a futuro.

El Gráfico N° 7 muestra la curva de evolución de casos confirmados en nuestra Provincia entre el 01/07/2020 y el 15/09/2020.

Como se puede ver, la tasa de crecimiento de la curva es cada vez más alta (es decir, no sólo crece, sino que lo hace cada vez más intensamente).

PERSPECTIVAS DE EVOLUCIÓN A FUTURO EN TUCUMÁN

Como ya explicamos en entregas anteriores, cuanto más vertical sea la curva de evolución de la enfermedad, más tiempo tardará en volver a tomar una posición horizontal (es decir, paralela al eje X o de Fechas, lo que implicará que ya no hay infecciones).

Antes de analizar las perspectivas a futuro y en función de lo explicado en la entrega N° 5 respecto al Sistema S-I-R (Susceptible-Infectado-Recuperado), a medida que aumenta la cantidad de Infectados aumenta también la de Recuperados/Resistentes y – lamentablemente – también lo hace la cantidad de Fallecidos. Todo esto genera una correlativa y paulatina disminución de la población Susceptible de contraer la enfermedad, lo que genera a largo plazo una tendencia a la disminución de los casos diarios y por ende, a un aplanamiento natural de la curva. El desafío para las autoridades sanitarias y para la población en general, es entonces el de lograr que dicho aplanamiento se produzca lo más pronto y a la menor “altura” posibles. Por lo que se observa, desgraciadamente la Argentina y Tucumán están todavía muy lejos de llegar a esa situación.

El Gráfico N° 8 presenta la misma curva real del gráfico anterior, pero prolongada hacia adelante en el tiempo (hasta el 30/11/20) mediante su superposición con la curva logística de mejor ajuste, explicada en trabajos anteriores.

Del mismo surge que la perspectiva más favorable o de mínima es que la cantidad acumulada de infectados en Tucumán llegará a alrededor de las 36.000 personas, lo que ocurrirá hacia fines del mes de Noviembre del corriente año.

El Gráfico N° 9 presenta la evolución real y estimada de casos diarios entre el 01/07/2020 y el 30/11/2020.

De acuerdo a esta proyección, el valor pico de casos confirmados se producirá hacia fines de Septiembre 2020, y será de alrededor de 800 casos infectados confirmados.

Cabe aclarar que todas estas proyecciones se basan en los datos confirmados por el COE; si los datos reales fuesen superiores a aquellos, la curva se elevará en forma directamente proporcional. Por ejemplo, si hoy tenemos en realidad el triple de infectados que los que se han informado hasta el momento, la cantidad total de casos será, en la mejor de las proyecciones, de alrededor de 100.000 infectados hasta fines del año 2020.

Estos valores, aún siendo muy elevados, son más bajos que los que proyectan los investigadores que estiman que la tasa actual de contagio es de 2 personas por cada infectado cada 7 días, que es lo que surge de la llamada “duplicación de casos”, muy utilizada por muchos comunicadores, científicos y funcionarios – tanto en Tucumán como en la CABA – y que en lo personal no comparto, porque no sigue la lógica del Sistema S-I-R ni la del Número Reproductivo Efectivo Re – explicados en la Entrega N° 5 -, y por lo tanto:

  • No considera la disminución paulatina de la población Susceptible a medida que avanza la epidemia.
  • Considera como infectivos a todos los infectados, lo que tampoco es correcto pues el período de contagiosidad de cada individuo es acotado a cierto tiempo, luego del cual las personas se curan o fallecen, con lo cual dejan de ser potencialmente infectivas.

De todos modos y como en cualquier estudio científico, corresponde tomar como correcto lo aquí afirmado, siempre y cuando no se demuestre lo contrario.

ESTIMACIÓN DEL NÚMERO REPRODUCTIVO INSTANTÁNEO (R0) PARA TUCUMÁN

El Gráfico N° 10 presenta la estimación de referencia para el período 01/08/20 al 15/09/20. En el mismo se muestran las curvas de incidencia, de R0 y de su intervalo de confianza.

Se puede observar que los valores de R0 no necesariamente se relacionan con los de incidencia, lo que demuestra lo que comentaba más arriba en cuanto a que el tiempo de duplicación de casos no es el mejor parámetro para evaluar la evolución de una epidemia.

Es más: Los promedios de casos diarios y acumulados en los últimos cinco días en Tucumán son respectivamente de alrededor de 550 y 7.500. Para duplicar los casos acumulados en una semana, deberíamos pasar a un promedio de más de 1.000 casos diarios, algo que considero poco probable, además de obviamente indeseable.

El R0 actual es de 1,80. Si bien no parece muy diferente al valor de duplicación (2,00), su proyección hacia adelante arroja un valor total mucho menor que el que daría el valor 2,00.

CONCLUSIÓN PARA TUCUMÁN

La información aquí expuesta no permite ser optimistas respecto a la situación de la Provincia de Tucumán durante los próximos 2-3 meses. Tampoco es de esperar que aparezca una vacuna eficaz a corto plazo, y menos aún, que la misma esté disponible para toda su población.

Por ello resulta de fundamental importancia que los ciudadanos mantengan una actitud preventiva en forma permanente, y que las autoridades provean de los necesarios elementos de protección personal e insumos sanitarios – y en cantidad suficiente – a los miles de profesionales de la salud y de las fuerzas de seguridad, que tan denodadamente vienen atendiendo a los afectados por esta enfermedad y/o previniendo su propagación.

 

* Ing. Juan Carlos Mirande

[email protected]

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios