En Yerba Buena asesinaron a Valentín, un hijo de todos

Podría llamarse Valentin Villegas o llevar el nombre y el apellido de los hermanos o hijos de cualquiera de nosotros; lo cierto es que Valentín fue asesinado despiadadamente en la tarde de un domingo nada más ni nada menos que por defender a su amiga a la cual pretendían robarle un celular. 

Entrar al face de Valentín produce una angustia inmensa; verlo lucir con orgullo y soltura su traje y corbata -sin duda su primer vestimenta formal- nos ubica perfectamente en el momento de la vida en la que él estaba situado. Iniciando su vida social, sus primeras relaciones de «pichón de hombrecito«. Triste, penoso, dolor absoluto e inconmensurable.

 

Valentin puso el pecho para defender a su amiga a quien una bestia agredió para robarle sus pertenencias en San Martín al 1300, una transitada calle de Yerba Buena, frente a la cerca olímpica del country del Golf cuya puerta de ingreso está resguardada por su guardia privada solapadamente armada. Puso el pecho para recibir tres puñaladas de esta bestia inmunda que salió a cazar en la siesta del Día de la Madre. Este malnacido clavó su puñal en el corazón de Valentin, que podía ser «el hijo de todos nosotros«. Este inmenso niño, tuvo más coraje que cualquier comisario, cualquier policía y cualquier funcionario, para anteponer su vida misma en defensa de su amiga. Dolor, impotencia, llanto, angustia infinita.

Con la rapidez de un gato, tanto el intendente Mariano Campero como su «vendedor de alarmas callejeras» a las que nadie acude, y a la vez, Secretario de Seguridad, Mauricio Argiró, salieron a declarar bien temprano en el programa de «La Gaceta Play» (Auspiciado por Casinos Play, que de hecho cuenta con más policías de guardia que cualquier comisaría) con toda soltura que «La seguridad depende de la provincia» «La GUM (Guardia Urbana Municipal) es solo auxiliar de la policía«. Que «Solo hay unos tres agentes por comisarìa desde hace tiempo…«. Que «ellos saben donde están los delincuentes» (¡..!) ¿Recién ahora lo denuncian? ¿Por qué no se informó al Concejo Deliberante o a los medios de comunicación sobre esta situación con anterioridad? ¿Hacía falta que suceda semejante tragedia para enterarnos de esto?. ¿No es el Secretario de Seguridad del Municipio, el nexo entre el mismo y el Estado Provincial y las Comisarías? ¡Cobardes!.

Con posterioridad al tristísimo velorio y sepelio de Valentin, se realizó una manifestación frente a la comisaría principal, frente a la plaza de Yerba Buena. La intensa lluvia no fue impedimento para que unas doscientas personas con paraguas en mano se agolparan indignadas y además de pedir justicia e insultar los policías presentes, coreaban a viva voz, Valentin, Valentín…

Santy, el padre del niño héroe, con voz ronca por la angustia reclamaba «justicia para su hijo y para que esto no se repita…»  La hermana de Valentin pedía lo mismo; pero de nada sirve; Valentín ya no está y todos sabemos que no hay coraje suficiente ni consenso en la sociedad, ni un mínimo de cordura en la justicia, para que la bestia asesina que dio estas tres puñaladas mortales, se pudra en la cárcel como merece.

En el video se puede ver a algunas autoridades policiales que intentan explicar la nada misma a gente que no quiere entender nada; porque no hay absolutamente nada que explique ni justifique que un asesino inmundo se baje de una moto para robar un celular y aseste tres puñaladas en el pecho a un niño menudo que no tiene capacidad ni medio de impedir ni siquiera el asalto; solo protege a su amiga de una agresión. Tenemos una cúpula policial aletargada y cómoda, solo acostumbrada a repartir prebendas, adicionales y cargos. ¡Cobardes!

Cierta vez tuve una charla con un comisario, hoy retirado en la cual me mostraba un sobre envuelto en cinta de embalar. «¿Sabés qué es esto?», me dijo. «Una orden de allanamiento«. «¿Sabés porqué viene así envuelta? Porque si no en el camino, ya sea en tribunales o en el medio, alguien se entera y cuando voy a hacer el allanamiento, ya están avisados y no hay nada ni nadie…«. Así funcionan las cosas entre la justicia y la policía. De hecho para que intervenga un fiscal en un caso de Yerba Buena, debe ser algo «grosso» o de alguien con influencias, porque si no sencillamente no le dan pelota a los comisarios… El mismo comisario me había mostrado una base de datos de fotos y nombres de delincuentes que estaban actuando en Yerba Buena. «No vayas ni a hablar de esto porque es ILEGAL que yo tenga esto y mucho menos que la muestre» ¡Tremendo! Una persona podría reconocer a quien lo atacó en el acto, pero la ley no lo permitía en ese momento ni lo permite ahora. Así funcionan las cosas… Con esto tiene que lidiar un comisario… Tienen las manos atadas por leyes de porquería que protegen a los delincuentes. Para este caso, en no más de cuarenta minutos, la amiga que acompañaba a Valentin, podría haber reconocido a la bestia inmunda que los atacó, pero el «sistema» no funciona así; y nadie lo modifica.
¿No sería lógico que Yerba Buena tuviese una suerte de filial de los Tribunales provinciales a razón de su población y del hecho de ser casi un municipio de referencia para otras comunas y municipios?

Señor Gobernador, Juan Manzur. Le damos una idea desde este humilde medio. ¿Por qué no comercializa el predio de la Cárcel de Villa Urquiza, que hoy ya está incrustada en medio de zonas altamente residenciales y con esa enorme masa de dinero construye una enorme cárcel en un terreno sin valor en el mercado inmobiliario en algún terreno del Este de la Provincia? Podría acabar con el hacinamiento, la degradación y la falta de dignidad en la que habitan los presos de esa cárcel, generar a su vez otros parámetros de seguridad creando también espacios de esparcimiento y ampliando de manera ilimitada la capacidad de recibir a los condenados. De esta manera, los jueces no tendrán que ser tan «comprensivos» y «piadosos» al dar permisos extramuros y otros «beneficios» a quienes sin dudas no debieran compartir espacios con gente de bien. Le aseguro que sería un gran logro de su nueva gestión, si es que aspira llegar a ella.

Señor Intendente Mariano Campero. Consiga que la Legislatura de Tucumán otorgue de alguna manera el mismo rango y rol a la GUM; si no lo logra, póngalos a dirigir el tránsito antes de que suceda una tragedia.

La Marcha – Fueron solo 200

LLovía, sí, llovía…; mucho. Todo Yerba Buena estaba enterada de que Valentín Villegas, un niño de tan solo quince años, había recibido tres puñaladas en el pecho en la siesta del domingo del Día de la Madre.

Eran las hs.20.00, cuando ya una veintena de vecinos, con paraguas en mano, charlaban en reducidos grupos en las adyacentecias de la Comisaría de Yerba Buena. Esa cifra se iba a multiplicar hasta llegar a algo más de doscientas personas en un poco más de dos horas.

En Yerba Buena habitan unas ciento veinte mil almas a lo largo y a lo ancho de toda su superficie. ¿Solo doscientas personas se solidarizaron con la familia Villegas? ¿Solo doscientas personas pensaron que tienen un «Valentin» en su familia? ¿Había acaso algo más importante para hacer a pesar de la lluvia? ¿Tal vez un capítulo de una serie de Netflix?

En una charla que mantuve hace unos años con el queridísimo padre Jorge Gandur, ya fallecido, y ante un planteo que le había realizado en ese momento me dijo: «No te confundas…, la gente no viene a Yerba Buena a integrarse; te vas a sorprender…, todo lo contrario…«. Me dejó pensando… ¡Cuánta razón tenía!.

Hoy cuando te levantes en esta mañana lluviosa, debo advertite que vivas en un barrio humilde, en un barrio clásico, cerrado, country, en el centro o en la periferia de Yerba Buena; cuando salgas a trabajar y dejes a tu hijo o hija en el colegio, en algún momento él o ella, se llame como se llame, irá a la casa de un amigo, de una amiga, al almacén, a una juntada, volverá del cole caminando, irá al gym o al club, al «mundo…». En ese mundo existen millones de chicos sanos, buenos, con sueños que deben ser cumplidos y con vidas que merecen ser vividas. También existen cientos de miles de tipos como el asesino de Valentin, que se levantan un día cualquiera a cazar una víctima y sin dudarlo son capaces de cualquier cosa. No van a preguntar nombre ni apellido, donde viven o si tienen alarma o guardia en casa; van a hacer lo que saben hacer…, lo que hicieron con Valentin.

El Jueves y el Lunes, Santy Villegas, papá del niño asesinado, convocó a una marcha con horario a determinar. Sin gritos, sin política, sin partidismos. Con tu presencia podés hacer la diferencia y así hacerle saber al Poder Judicial, al Poder Ejecutivo y al Intendente Municipal, que querés justicia verdadera para Valentin. Que no haya ningún niño ni niña, jóven ni adulto más en Yerba Buena, que pierda la vida por un miserable celular en manos de una basura humana como el que le quitó la vida a este ángel. Recordá. Todos tenemos un Valentín o a su amiga, durmiendo en casa…

 

Valentín

Género: Masculino

Santo de Valentín: 14 de Febrero

Origen del nombre Valentín: Latino

Significado del nombre Valentín:

Valentín es un nombre masculino de origen latino que significa ‘valiente‘ o ‘coraje‘. Su difusión se debe a San Valentín de Berriocha religioso martirizado en China en el siglo XIX, conocido por ser el patrón del amor humano. En su honor se celebra ‘el día de los enamorados’ todos los 14 de febrero.

 

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios