Eco Punto en Yerba Buena Una valiosa tarea que exige respetar las normas ENTRTEVISTAS

Cuando hablamos de reciclaje, tenemos que tener conciencia de que la buena voluntad no es suficiente. Existen normativas municipales y provinciales que son insoslayables a la hora de abocarse a la enorme tarea que significa hacerse cargo de la recepción de residuos reciclables.

El director de El Diario en Tucumán, entrevistó en el programa «MENSAJES EN LA RADIO«, que conduce en Radio del Jardín, 97.5 MHZ, a una representante de los vecinos de un ECOPUNTO sito en la esquina de calles Flemming e Imbaud.

Los vecinos en cuestión, si bien valoran el trabajo de reciclaje de residuos que motoriza una ONG, no están de acuerdo con el emplazamiento de dicho ECOPUNTO. Así nos lo cuenta en Mensajes en la Radio, la Dra. Esther Gálvez.

La nota que titulamos «¿Ecopunto o basural? Vecinos de Yerba Buena se quejan de la inacción de la municipalidad» (Click en letra azul para acceder), tuvo a su vez una respuesta directa de la Municipalidad de Yerba Buena, que clausuró el mismo y estableció una multa. De tal manera lo expresa el Secretario de Gobierno de dicho municipio, el Lic, Pablo Macchiarola Sarrulle, a quien entrevistamos.

Por su parte, la encargada del ECOPUNTO, Lic. María Laura Paz Posse, hizo su descargo y destacó la labor que allí se realiza. El programa Mensajes en la Radio que se emite por 97.5 FM Radio del Jardín y que conduce el director de El Diario en Tucumán, Pablo Mirande, también le otorgó espacio para expresarse al respecto.

 

El Ministerio de Desarrollo Productivo de Tucumán, tiene a cargo la Secretaría de Medio Ambiente de la Provincia, y bajo ella la Dirección de Fiscalización Ambiental.
Sus funciones son:

  • Entender en la fiscalización del cumplimiento de las normas relacionadas con la contaminación ambiental, coordinando sus actividades con Municipios, Comunas Rurales y otros Organismos Gubernamentales.
  • Realizar auditorías integrales, evaluaciones ex post de impacto ambiental, evaluaciones de los servicios públicos y privados que tengan relación con los temas ambientales.
  • Realizar el control y evaluar la eficiencia de los sistemas de tratamiento de residuos y efluentes industriales sólidos, líquidos o gaseosos.
  • Obtener información del Registro de Generadores y Operadores de Residuos Peligrosos y todo otro que se refiera a establecimientos industriales y agropecuarios, a los fines de la planificación del control.
  • Controlar los servicios de destrucción y evacuación de residuos, basuras, aguas pluviales, servidas e industriales.
  • Promover el estudio de la climatología y de la cronología.
  • Promover, organizar y coordinar tareas de investigación de la atmósfera en los centros urbanos y rurales, y gestionar la aplicación de las medidas adecuadas para su mejoramiento.
  • Imponer multas y/o disponer la clausura preventiva total o parcial, como también la clausura definitiva, de todo establecimiento público o privado por infracciones a las normas de medio ambiente y, en general, a las disposiciones legales vigentes y las que se dicten en su consecuencia.
  • Ejercer las funciones establecidas en las normas legales vigentes, atribuidas al Organismo, o en calidad de autoridad de aplicación de las mismas
  • Coordinar sus actividades con otros Organismos de la jurisdicción, a los fines de maximizar su impacto en la producción en la provincia de manera sustentable.

A su vez existe en la provincia el CPEA (Consejo Provincial de Economía y Ambiente). El CPEA, el cual pertenece a la dirección de Medio Ambiente, cumple con la función de analizar y aprobar los estudios de impacto ambiental de obras y proyectos, públicos y privados, que deben efectuar este procedimiento, de acuerdo a la reglamentación vigente.

El Consejo está integrado por 14 representantes de diferentes organismos gubernamentales, universidades y entidades no gubernamentales, quienes desempeñan sus funciones ad honorem. Se trata de un modelo único en el país de articulación público – privada y de participación en los procesos de toma de decisión referidos a lo ambiental que debate todos los miércoles desde hace dos décadas.

Como puede observarse, cualquier iniciativa, por muy loable que sea, que vaya en el sentido de la protección del medio ambiente, tiene que empezar necesariamente «por casa«. Esto significa tramitar ante el Ejecutivo del Municipio o Comuna del que se trate, la habilitación correspondiente.

Ello lleva a que el Municipio o Comuna ponga en marcha un expediente que inevitablemente exigirá los estudios TÉCNICOS, de rigor (Certificación de no inundabilidad, Etc.), que garanticen a la población que el ECOPUNTO (en este u otros casos) no generen un efecto inverso al que se pretende. Para ello, el Estado dará participación al CPEA (Consejo Provincial de Economía y Ambiente), quien deberá expedirse al respecto.

Está de más que la municipalidad de que se trate, en este caso la de Yerba Buena, deberá dar conocimiento del tema al Concejo Deliberante, para que analice si el ECOPUNTO de la discordia, cumple con lo dictado por el COU (Código de Ordenamiento Urbano) como primera consideración a tener en cuenta para iniciar el trámite de habilitación correspondiente. 

Como puede observarse, esto no se trata de «estar o no a favor del reciclado» o ser parte de una «operación política» (insólito planteo que surge de tratar el tema), sino de hacerlo en condiciones que no vayan en sentido contrario a su fin y que a su vez no ocasiones pérdida de calidad de vida a los vecinos colindantes al punto de reciclado.

Obvio es aclarar que el cumplimiento de toda normativa vigente al respecto, es la que da credibilidad, confianza y basamento a toda acción individual o grupal.

 

 

 

 

 

 

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios