Camiones recolectores: A Campero le vendieron «gato» por «liebre»

– Hola señorita. ¿Me podría enviar dos Docenas de empanadas?
– Sí señor. Por supuesto… ¿De qué las quiere?
– Media de carne picante, media de jamón y queso, media de pollo y media de matambre. 
– ¿Algo más señor?
– Sí. Por favor necesito ocho camiones compactadores de recolección RSU, de 17 metros cúbicos de caja.
– Perfecto señor. ¿A nombre de quién las mando y a dónde le llevamos el pedido?
– A nombre de Mariano Campero y por favor me trae todo a la Estación de Servicio del hermano del concejal Macome. ¡Muchas gracias!.
– ¿Va a necesitar factura el señor?
– ¡Ja..! ¡No se preocupe señorita, es lo de menos… !

Viernes 27 de Julio. Lugar, Estación de Servicio YPF Av. Pte. Perón

– ¡Hola, hablo por el pedido de Campero!
– Sí, señor… Ya debe haber llegado… ¿Todo bien?
– ¡No, para nada..:! (Funcionario ofuscado) ¿Usted me toma por idiota?
– ¡No señor! ¿Por qué dice eso? ¿LLegaron bien las empanadas?
– ¡Sí, perfecto! Muy ricas por cierto…
– ¿Entonces señor?
– ¿Usted sabe el lío en que nos metimos?
– No señor…, yo…
-¡»!Yo» nada! Le pedí claramente que me enviase OCHO CAMIONES COMPACTADORES!
– ¿LLegaron señor?
– ¿Usted me está tomando el pelo? ¡Sí que llegaron, pero el Inten…, el señor Campero le pidió CAMIONES COMPACTADORES DE 17 METROS CÚBICOS Y USTED ME ENVIÓ CAMIONES DE 15 METROS CÚBICOS!

¿Sabe usted lo que tuvimos que atravesar por esto? ¡Impugnaciones, denuncias en la justicia…, y a usted se le ocurre mandarme camiones ploteados CON EL LOGO DE LA MUNICIPALIDAD Y EL DÍA DE LA PRESENTACIÓN Y ENTREGA, El INT…, DIGO, MARIANO SE DA CON QUE TIENEN CAJA CON MENOS METROS CÚBICOS!
– ¡Perdón señor, si usted quiere se los cambiamos, nosotros también votamos por el camb…!
– ¡Deje…, deje nomás! NO VUELVO A PEDIR NUNCA MÁS EMPANADAS EN SU NEGOCIO! (Click…)

 

Este desopilante diálogo no hace otra cosa que desnudar esta verdadera «comedia de enredos» que es la administración de Mariano Campero. Todo termina en escándalo y con causas en la justicia.

Para aquellos que no estén al tanto, el intendente de Yerba Buena había decidido prescindir de la empresa La Banda que tenía a su cargo la recolección de residuos y estatizar el servicio. Para ello, había llevado a cabo una polémica licitación que fue impugnada por al menos dos empresas oferentes y se adjudicaron por un valor casi DOCE MILLONES SUPERIOR AL MONTO de los $25.000.000 que consignaba el pliego licitatorio.

Desde  EL DIARIO EN TUCUMÁN, habíamos anticipado cada uno de los errores y las alternativas de esta licitación, que hoy se encuentra judicializada. Realizamos sendos informes: (Click en letra azul para acceder a las notas y documentación)

Lo cierto es que en la ciudad de Fermín Cariola, del genial Luis Lobo de la Vega; o por qué no del «Laucha» Cristian David Lucchetti, para que Campero se sienta más a gusto con la jerga furbolística que suele acompañar sus discursos y declaraciones, todo es un verdadero «despelote«.

El pasado Viernes 27, La empresa ROLCAR S.A., adjudicataria de la licitación, Luciano Mazzeo (Gerente de Marketing de esa empresa y amigo personal del Intendente,  pretendieron entregar a la Municipalidad de Yerba Buena CUATRO CAMIONES RECOLECTORES CON CAJA COMPACTADORA DE MENOR TAMAÑO QUE LO ESTIPULADO EN LA LICITACIÓN Y EN EL DECRETO ADJUTICATORIO. No hubo funcionario alguno que se animase a estampar la firma y sello de recepción de los mismos que, con bombos y platillos, había anunciado el Jefe Municipal. ¡UN VERDADERO PAPELÓN! 

Todo esto sucedió ante la mirada atenta de representantes de las empresas que pujaron en la ya escandalosa licitación y para darle un tanto más de «letra» a las mismas para efectuar planteos administrativos y legales.

Esto se sumará a la denuncia ya efectuada por la abogada yerbabuenense, Dra. Mariana Vergara (MP 6566) por:  “DEFRAUDACIÓN EN CONTRA DE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA“, “INCUMPLIMIENTO DE LOS DEBERES DE FUNCIONARIO PÚBLICO“, “ABUSO DE AUTORIDAD“, “FALSEDAD IDEOLÓGICA” “y demás delitos que pudieran surgir de la etapa penal de la investigación“; en contra de Campero y funcionarios de la intendencia de Cambiemos.

¿Qué será del destino de estos camiones ploteados con el logo de la Municipalidad de Yerba Buena? Recibirlos, hubiera dado pie a una verdadera catarata de denuncias; no recibirlos, no solo fue un papelón sino una consecuencia clara de los desmanejos, arbitrariedades y antojos de un intendente que permanentemente «tira la basura fuera de casa«; tal como lo hizo con los escándalos de la contratación directa de obras en el barrio San Expedito, en el cobro irregular del TEM por más de dos años, en la realización de una sesión sin quorum y tantos otros ejemplos que se encuentran judicializados.

En una gestión plena de desmesuras, suena paradójico que a Mariano Campero le hiciera falta nada menos que «un metro»; ya no para medir acciones, sino simplemente un par de metros cuadrados.

 

– Señorita… ¿Tiene empanadas de Clonazepam o Alplax?
– No señor…, disculpe…
– No señorita…, deje nomás…, disculpe usted.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios