Volvió el negocio de robar perros

Como el caso de Luis, que publicamos, hay cientos en toda la provincia. Es que este “negocio” de robar perros o cachorros para luego venderlos, parece haber vuelto para quedarse.

Mientras los amantes incondicionales de los perros de la calle, son capaces de llevarlos a sus casas enfermos, tomarse el tiempo de acudir a algún veterinario pago o de los gratuitos (que los hay); para luego buscarles un hogar en donde sean no solo aceptados sino en donde se les brinde afecto, otros sencillamente se dedican a robarlos y a venderlos; y por supuesto, alguien los compra.

De raza, como en el caso de Luis o no, tener un grupo de cachorros en casa, es un lindo “barullo”, perro que da vueltas la actividad de todo el mundo en el hogar; es todo un suceso. Los niños les ponen nombres y aprenden sobre la responsabilidad, ven a la madre cuidar a sus pequeños, como los amamantan, como los lamen y hasta les dan una reprimenda cuando hacen alguna travesura.

En este caso, la familia de Luis, que vive en la Avenida Mate de Luna al 2800, está desconsolada. Sus cachorros desaparecieron de la noche a la mañana. Es que los amigos de lo ajeno se los llevaron para venderlos.
“La verdad es que nos amargaron”, cuenta Luis. Más allá del hecho de inseguridad, ya tenía regalados entre amigos y familia a casi todos y ahora es una desilusión”.
“Si alguien roba y vende, es lamentablemente porque del otro lado hay otro que compra lo robado”.

Esto que pasa con los cachorros, pasa con las bicicletas, ruedas y accesorios de automotores y artefactos del hogar. Parecen cosas menores y la policía no suele darle demasiada importancia; pero en tiempos como los actuales, todo tiene un precio y un valor.

Si te ofecen estos cachorros ROBADOS, comunicate al número de Luis, vas a devolver la alegría a una familia.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios