Una sana intervención al PRO en Tucumán Algunas “pataletas” trasnochadas “David” 1 “Goliat” 0

No encontramos la madurez política de poder lavar los trapos sucios dentro de casa“, declaraba el abogado y hasta hoy presidente del PRO tucumano, Alejandro Ávila gallo. Es que el PRO Nacional, decidió la intervención en Tucumán a ese partido a raíz de las irregularidades en las elecciones internas que debieron llevarse a cabo el domingo pasado. 

Con sendas notas, desde El Diario en Tucumán, habíamos anticipado esa opción, ya que por más que intentaron morigerar los efectos de dicha interna, las irregularidades cometidas por la Junta Electoral de es partido, tuvieron su correlato en denuncias ante la justicia por parte de la Lista 22 Color Verde, encabezada por el concejal de Banda del Río Salí, Miguel Diósquez Dupuy y Nicolás Mirande, abogado apoderado de la Lista. Ver Nota (Click en letra azul para acceder)

El Juez Federal, Bejas, no sin antes pasar por alto algunos de los reclamos y pruebas presentadas por esa lista opositora, le dió un “tirón de orejas” al partido y dio por caída la elección emitiendo un fallo a lo “pilatos“. Nunca pudo conocerse quienes integraban la “lista oficial”. Ver Nota (Click en letra azul para acceder).

Fiel a su estilo, los dirigentes del PRO no quisieron dar demasiados detalles sobre el tema, tratando de mostrar que de puertas adentro todo es “Ondas Paz y Amor“, cuando se trataba más de una especie de “Pare de Sufrir“. Es que nadie pensó que un grupo “no alineado“, se le iba a “parar de manos” a un presidente que milita y trabaja en Buenos Aires, a un eterno operador –Pablo Walter– que vive y trabaja también en Buenos Aires  desde hace varios años y a algunos dirigentes acostumbrados a moverse al ritmo de los movimientos del “Joystick” de Pablo Walter.

La dupla Diosquez-Mirande, “hundió el facón hasta el hueso” del macrismo, respaldados por dirigentes partidarios y logró exponer las arbitrariedades de la Junta Electoral partidaria a cargo del ex concejal/candidato a gobernador-Legislador/legislador y defensor en el juicio político a Bussi, Ernesto Padilla. Los opositores internos, no tuvieron temor de hacer valer su postura y denunciaron ante la justicia y ante los medios de comunicación lo que sucedía dentro del partido. No iban a claudicar hasta obtener la posibilidad de participar en un acto electoral interno transparente.

El Consejo Directivo del PRO a nivel nacional decidió la intervención del partido en Tucumán por un año, “tras un pedido” del saliente presidente de la filial de esta provincia, Alejandro Avila Gallo. Lo cierto es que los ribetes escandalosos de la interna tucumana del PRO, molestaron a los altos dirigentes porteños de ese partido.

La mesa directiva del PRO, conformada por Humberto Schiavoni, Francisco Quintana, Fernando de Andreis y Juan Ignacio Maquieyra, designó como interventor a Santiago Hardie, quien hoyllegará a Tucumán para tomar la posesión del partido.

Visiblemente molesto por la situación, el siempre presente Pablo Walter, se expresó en la red social Facebook y envió un mensaje por WhatsApp a algunos dirigentes y “amigos“, decepcionado por no haber sido defendido de los “ataques” que sufrió en medios a los que trató de “pasquines pseudo periodísticos” (a decir de él)  y redes sociales.

Lo cierto es que la falta de cumplimiento de los plazos procesales para presentar una “lista oficial“, no fueron cumplidos por dirigentes como Alberto “Tito” Colombres Garmendia, Roberto Ávila y otros referentes partidarios. Esto fue visto como una suerte de “traición” por Pablo Walter. Ambos dirigentes mencionados y que ocupan cargos en la Legislatura tucumana y en el Concejo Deliberante Capitalino, respectivamente, parecieran estar cansados de que Walter siga “moviendo los hilos” en el PRO desde la distancia. Dios sabrá si les llegó la hora de ponerse los “pantalones largos” y tomarán la posta local, o dejarán que todo emane de las directivas que “il titiritero” dice traer desde las altas esferas del PRO nacional a la provincia.

“El respeto se gana”, dice Walter. Ante la evidencia clara de que la lista interna, que este medio denominó “David“, derrotó a “Goliat” políticamente; en el PRO de Tucumán deberá empezar a regir el respeto, pero también la democracia.

  • Posteo de Pablo Walter en el muro de su Facebook (nos hizo llegar el enlace un dirigente del PRO)

“EL RESPETO SE GANA” 

“Desde hace algunas semanas vengo leyendo comentarios en las redes sociales, y en algunos pasquines pseudo periodísticos, respecto al proceso de renovación de autoridades de #protucumán”

“No me preocupan las mentiras de quienes nunca comulgaron con nuestra organización partidaria, y que aún hoy no digieren que, a pesar de sus cargadas ó sus pronósticos derrotistas, hayamos ganado las elecciones presidenciales”.

“Lo que me duelen son las conductas de algunos amigos, que mas allá de sus verdaderas motivaciones, no cuidaron ni las formas, ni tuvieron en cuenta el momento que vive el país, actuando de modo irresponsable”.

“En lo personal no me mueve ninguna apetencia personal, ya que hace años no vivo en la provincia, pero si siento un enorme compromiso con muchísima gente que confió en nosotros, cuando otros se borraban”.

“Es muy fácil señalar con el dedo y criticar desde la comodidad de la mesa de un bar, pero no me debo a ellos sino a quienes acompañaron durante más de una década a caminar y construir las bases que permitieron un logro que era utópico para la mayoría”.

“Como en toda interna, no se trata de buenos y malos, ya que hay quienes respeto y aprecio en los diferentes grupos que hoy participan y más aún en otros tantos que desean sumarse en esta nueva etapa, pero si creo fervientemente que en la política como en la vida, “el respeto se gana y la lealtad se devuelve””

“Por último, apoyo la decisión tomada por las autoridades nacionales, de intervenir el distrito para procurar en un clima de diálogo y apertura, darle un nuevo impulso al partido, porque será fundamental en consolidar el espacio de #cambiemos”

Este es el reclamo que hizo público Pablo Walter; por una cuestión de seriedad periodística, no vamos a exponer ni a difundir su reclamo vía WatsApp, que sin dudas es al menos bizarro. Más allá de que para el ex “mano derecha” de políticos como el ex intendente Rafael Bulacio, el ex gobernador Antonio Domingo BussiRicardo López MurphyEstéban Bullrich (Todos oportunamente traicionados por él), El Diario en Tucumán le resulte un “PASQUÍN“; queda expuesto que la molestia de Walter es con “su” dirigencia que no salió a “defenderlo” de los “ataques“.

Pues resulta que lo que este humilde medio escribió en dos notas sobre el tema, es totalmente veraz e irrefutable; y mucha de esa dirigencia con la que Walter está dolido, nos comenta que les suele ser bastante dificultoso poder leer en un mismo renglón palabras como “amistad” y “lealtad” al lado de Pablo Walter.

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios