Un árbol anticipa una posible nueva tragedia en la Av. Solano Vera (Entrevista a y audios reveladores)

Hablar de temas tan dolorosos en épocas en donde muchos están sensibles por la proximidad de una elección provincial, genera suspicacias y reaviva el sufrimiento en las víctimas de entonces. En este caso, la amenaza de una nueva posible tragedia, como la que quitó la vida de un niño de cinco años y dejó con graves lesiones psicológicas y físicas a otras personas; nos obliga a abordar nuevamente el caso.

La amenaza se cierne sobre la zona de Solano Vera al 1000, tal como ocurrió antes del 11 de Noviembre de 2016 cuando en un día lluvioso un eucaliptus ocasionó una tragedia. Insólitamente nuevamente se producen idénticas circunstancias previas a esa pesadilla, con la diferencia de que esta vez la advertencia recae sobre el peligro de la caída de un ejemplar inmenso de un árbol llamado Casuarina (muy parecida al pino pero de la familia de las «Casuarináceas«).

A solo cincuenta metros de donde se erigía el eucaliptus que cayó sobre el transporte escolar y sobre la moto de Jorge Guerrero, esta Casuarina, se ve también inclinada y con gran parte de su follaje sobre la Av. Solano Vera al 1000.

La vecina en cuyo terreno está el árbol en cuestión, solicitó que la Municipalidad de Yerba Buena procediera a extraerlo y recibió por respuesta la visita de un ingeniero empleado o funcionario municipal, quien le dijo que «ya volverían para tomar cartas en el asunto…«, todavía los vecinos no pudieron lograr la urgente acción por parte del municipio.

Presentamos en exclusiva, el audio grabado en Marzo de este año, cuando una secretaria mantiene un diálogo de evasiones y desconsideraciones varias para con una vecina (sí, la misma que advirtió sobre la posible caída del Eucaliptus) le niega el acceso a una audiencia con el intendente Mariano Campero. El audio habla por sí mismo.

Recordar este tristísimo suceso se hace imprescindible para que no vuelva a ocurrir, no obstante, apenas comenzamos a trabajar en la nota, surgieron llamados y datos reveladores.

Para los que no lo recuerdan, el 11/11/16 se produjo un accidente que le costó la vida a Gustavo Guerrero de apenas cinco años. Este evitable drama se produjo por la caída de un árbol (Eucalipto centenario), en Av. Sola Vera al 1059. El niño era trasladado en una Renault Trafic hacia su Jardín, la camioneta quedó destruida totalmente y su chofer  (Martín Cancinos) sufrió graves lesiones.

Metros atrás, conducía su motocicleta Jorge Adrián Guerrero, quien iba a su lugar de trabajo (en ese momento era contratista yesero, trabajador por cuenta propia). Jorge Guerrero, quedó atrapado bajo las ramas del enorme y centenario árbol, sufriendo graves lesiones (Fracturas en la columna con acuñamiento de las 9,10 y 11 avas vértebras. Fractura de clavícula derecha con desplazamiento, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para colocarle material de osteosíntesis, planchuela metálica y 9 tornillos.

Jorge sufrió además una alta limitación funcional del maxilar superior derecho, fractura de escápula, de tres costillas, perforación de pulmón con hemoneumotorax. Esto le produjo muy serias consecuencias en su salud y limitaciones severísimas para desarrollar una vida normal y continuar trabajando en su oficio.

A esto se le sumó una lógica depresión que no logra superar hasta el día de hoy, además de no poder trabajar nunca más en oficios o tareas que requieran esfuerzo físico.

El Diario en Tucumán habló con Jorge Guerrero e intentó hacer lo propio con Martín Cancinos. No quisimos importunar al padre del pequeño fallecido, aunque conocemos su situación personal.

Más allá de la causa penal en curso, que deslindará responsabilidades y que pesa (entre otros) sobre funcionarios municipales y sobre el propio intendente Mariano Campero, que por su función cuenta con fueros; se sustancia un juicio por daños y perjuicios en contra de la Municipalidad de Yerba Buena.

Nuestro medio dialogó con el abogado que lleva la causa de Jorge Guerrero, quien nos comunicó que el juicio está en marcha y que tarde o temprano se espera un fallo favorable en la justicia, habida cuenta de antecedentes existentes en base a jurisprudencia sentada en casos similares.

A dos años y medio de la tragedia, pende de un hilo la posibilidad de que se repita una escena igual o peor. El Diario en Tucumán se comunicó con la hija del propietario de la casa en donde estaba el ejemplar de Eucaliptus que provocó esta tremenda tragedia.
Desde la administración de Roberto Martínez Zavalía, incluyendo las dos intendencias de Daniel Toledo, se repitieron bajo el Expediente Nº 089-V-2005, sucesivas notas alertando sobre la posible caída de este añoso ejemplar. Fue durante la gestión del actual intendente Mariano Campero que suscitó la tragedia.

Campero estaba perfectamente al tanto y alertado sobre el peligro que representaba ese Eucaliptus y en los mensajes enviados por una  vecina (el árbol se encontraba casi en su vereda) se puede leer lo que es prácticamente un ruego al funcionario, que ignoró mensaje tras mensaje hasta el último en el que Luciana le anuncia la caída del árbol, tal como lo demuestran estas capturas de pantalla .

Como es nuestra costumbre y por su valor documental, publicamos todos los mensajes que se produjeron desde el 8 de Enero al 11 de Noviembre de 2016, día en que cayó el Eucaliptus. Por primera vez usted podrá evaluar la situación previa a la tragedia con la difusión en exclusiva de todos los mensaje y advertencias que el intendente Mariano Campero eligió pasar por alto.

Dicen por ahí que «un accidente no es tal, si se puede evitar«, pues en este caso pudo ser evitable semejante tragedia que dejó destruida a una familia con la pérdida de su pequeño hijo, Gustavito Guerrero de cinco años; Martín Cancinos, que sufre todavía los dolores físicos y una fuerte depresión y Jorge Adrián Guerrero, imposibilitado de trabajar ya que sus vértebras soldaron de manera inadecuada y no pudo ni con cirugía, revertir el daño producido en su cuerpo.

Claro que muchos podrán argumentar que el árbol en cuestión se encontraba dentro del predio de la familia propietaria del terreno. Pues existen sobrados antecedentes que sentaron jurisprudencia al respecto. Exponemos solo el siguiente.

«La justicia de Rosario, tribunal colegiado extracontractual N ° 2, en los autos caratulados “ Suarez Marcela A. c / Municipalidad de Rosario S / Daños y perjuicios” …el tribunal condenó al municipio por ser el encargado del  mantenimiento del espacio público… así como citó a la Jueza  del Superior tribunal de Mendoza Dra. Aida Kelmelmajer de Carlucci , señalando que  los municipios  también son responsables POR LOS ÁRBOLES QUE ESTAN EN ESPACIO PRIVADO. EL MUNICIPIO DEBE VELAR POR EL CUIDADO Y EL BIEN COMÚN DE SUS HABITANTES, siendo un árbol ‘una cosa Inerte y Peligrosa’ que amenaza, debió haber intervenido. El municipio tiene además el Deber IN VIGILANDO – EL PODER DE POLICÍA  para hacerlo…»

Un enorme ejemplar de Casuarina (que tal como el Eucaliptus, suele usarse como «barrera rompe vientos«) se inclina amenazante sobre la Av. Solano Vera al 1000 a la espera de que aquellos que ignoraron las advertencias de los vecinos de la zona, se dignen a hacer -en tiempo y forma- lo que hubo que hacer con el Eucaliptus de la tragedia del 11 de Noviembre de 2016.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios