Si de embellecer se trata… Inauguran hoy la plaza Miguel Lillo y el mural comunitario, “una manito por CONIN”

Hoy a hs. 19.30 se llevará a cabo la inauguración de la plaza Miguel Lillo (Alem 200) y del mural comunitario, “una manito por CONIN”. El cambio de la Miguel Lillo, un pedazo de historia del barrio Ciudadela, llega también de la mano de un mural comunitario, que se encuentra al fondo del espacio verde. 

Se lo hizo con mucho esfuerzo y dedicación”, destaca Patricia Nader, a cargo del diseño, la coordinación artística y la ejecución de la obra, que empezó en abril y que se realiza con la técnica de mosaiquismo.

La iniciativa -cuenta Nader- surgió en Buenos Aires gracias el periodista Ricardo Balbi, a partir de un homenaje que se hizo en Córdoba al doctor René Favaloro: desde todas partes enviaron corazones de mosaicos para hacer un gran mural. Balbi propuso replicarlo en todo el país bajo el lema “Una manito para Conin. La lucha por la desnutrición infantil para Argentina”.

Conin (Cooperadora para la Nutrición Infantil) es una fundación sin fines de lucro, dedicada a la prevención y recuperación de niños desnutridos.

A partir de allí, Soledad Bestani se ofreció como coordinadora en Tucumán. Comenzamos en abril, en el living de mi casa, y logramos armar un equipo maravilloso”, cuenta Nader. Luego, en vez de corazones, juntaron unas 900 manitos de mosaicos de chicos de escuelas y colegios tucumanos (como el Santa Rosa y la escuela Ciudadela, entre otras).

Por la ayuda de ellos, de vecinos de Tucumán, de Las Termas de Río Hondo y de Santiago del Estero, y de empresas privadas, lograron armar el mural comunitario de mosaiquismo más grande de Tucumán y del proyecto de Conin: tiene 28 metros de largo, por ocho metros de altura. El equipo se completa con Luciana Cabrera, Alejandrina Simula, Alejandra Gutiérrez, Ana María Roldán, Brian Lazarte, Magdalena Tamer y Jubal Caram.

Nader sostiene que vale la pena hacer el mural en la plaza Miguel Lillo: “el año pasado, el Encuentro Internacional de Arte Público y Muralismo realizado en el parque Avellaneda a través de la Fundación para el Desarrollo de Tucumán,  del que fuimos parte, le dio un giro a ese espacio verde. Espero que en esta plaza suceda lo mismo, que aportemos a poner en valor el lugar. Alguna vez jugué allí, de pequeña y me gustaría verla renacer”.

Invitamos a todos los tucumanos a asistir a esta inauguración ya que será, sin dudas una fiesta en sí misma. Este tipo de obras vienen a rescatar y resaltar nuestros espacios públicos y les otorgan una identidad definida. Tal como ocurrió en el Parque Avellaneda, la gente valora, cuida y respeta estas verdaderas obras de arte que son patrimonio de todos los tucumanos.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios