Peña reconoció que el gobierno analiza aumentar impuestos a pasajes y compras al exterior

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, reconoció hoy que el Gobierno analiza la posibilidad de aumentar el impuesto a los pasajes al exterior. “Es algo que está sobre la mesa; que algunos sectores lo vienen planteando por un tema de déficit de cuenta corriente que tenemos“, afirmó.

Hay que conectar a la Argentina con el mundo” ¿Te suena esta frase? Sí, fue el mismísimo presidente Mauricio Macri quien reiteró en incontables ocasiones este concepto, que cada vez suena más absurdo y falaz.

Decir que la administración macrista comenzó su gobierno “sincerando” un dolar en Diciembre de 2015 que cotizaba en el mercado “legal” a $9.79 y un “paralelo” a $14,79, parece a esta altura una increíble, teniendo en cuenta que la divisa extranjera pisa al día de hoy “la cornisa” de $30 y en alza permanente, sin que el gobierno logre frenar la suba que inmediatamente se vuelca a los precios.

El dolar en estos precios, ya pareciera inaccesible para el común de los argentinos, por lo que es obvio que esta administración no logra sacar el pie de la trampa que se autoimpuso, entre las Tasas de Interés y esa moneda. El interés ridículamente elevado que se paga por LEBACS, no logra que el mercado insaciable vaya por estas letras y por el dolar mismo, con una salvedad. Las LEBACS fueron “diseñadas” para el mercado bancario pero luego se decidió dar rienda suelta a una verdadera “fiesta especulativa”, permitiendo que los particulares pudiesen invertir en ellas. Recientemente, sin embargo, se resolvió volver a restringir la compra de LEBACS, dejándolas solo como una herramienta financiera para entidades bancarias; por lo que los ahorristas particulares se volcaron de manera masiva al dolar. Una verdadera “calesita” hacia el precipicio.

En su afán de cerrar las cuentas, ante una balanza comercial cada vez más deficitaria, la “bulimia” impositiva fue la salida más fácil que se encontró como receta. Así lo demuestran las declaraciones del Jefe de Gabinete Marcos Peña, que acaba de reconocer que “está en carpeta” la posibilidad de aumentar los impuestos a los pasajes al exterior y a las compras con tarjeta en el extranjero. ¿De qué apertura económica hablan cuando hablan?.

De continuar las cosas por este carril para los argentinos, salir de nuestro país, va a ser tan fácil como para un ciudadano de CUBA o de VENEZUELA.

Es una de las cosas que se analizará, pero se analizará en una decisión más amplia que es cómo llegar al equilibrio fiscal“, expresó Peña, en diálogo con el periodista Luis Novaresio. El funcionario, además, calificó de “disparate” la hipótesis de dolarizar la economía argentina, algo que circuló como rumor durante el último fin de semana.

El Gobierno estudia ajustar el impuesto a los pasajes aéreos al exterior, cuya alícuota es actualmente del 7%. Sería la segunda vez que aumenta este impuesto en la gestión Macri, que lo llevó del 5 al 7% desde enero de 2017. Sin embargo, ahora el alza sería bastante mayor (se habla de llevarlo al 15%), con dos objetivos: por un lado, encarecer los viajes al exterior y desincentivar el turismo de argentinos en el extranjero. Por el otro, mejorar la recaudación en línea con la reducción del déficit comprometido con el FMI para el próximo año.

También está en análisis una medida todavía más potente: imponer una tasa del 10-15% sobre las compras con tarjetas de crédito en el exterior, similar a la que existe en Brasil, pero con una alícuota mucho más baja (del 6,3%). La suba del impuesto a los pasajes al exterior solo podría realizarse por ley, por lo cual la idea sería incorporarla en el proyecto de Presupuesto 2019.

A su vez Peña, volvió sobre un discurso remanido que ya no consuela ni conforma a nadie. “Lo que se llamó el plan bomba, ese fue el momento más difícil para el Gobierno, donde había dudas sobre si era posible sacar el país adelante sin una crisis y se pudo. El momento más difícil fue cuando arrancamos, con default, sin reservas, sin crédito, con cepo, con tarifas atrasadas, con precios distorsionados, con una matriz energética colapsada“, amplió.

Según Peña, el gobierno de Cambiemos “está tomando decisiones para corregir la situación, para acelerar el camino hacia el equilibrio fiscal“, y consideró que si este país sigue teniendo posibilidades de desarrollo “es por la confianza que hay en la figura de Mauricio Macri y en el cambio que ha propuesto“.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios