Lo que dejó la visita de Mauricio Macri a Tucumán

Una verdadera multitud de tucumanos simpatizantes de ExCambiemos, se aglutinó en la Plaza Independencia para dar marco a la maratón electoral de treinta días que inició Mauricio Macri (el candidato).

Sin dudas, que se recuerde, fue la mayor movilización en la provincia de apoyo al candidato de ExCambiemos, quien no venía cosechando adhesiones destacables en las demás localidades del país, que visitó con anterioridad.

Mauricio Macri se dio todos los gustos posibles y le habló a su electorado, a su «núcleo duro«, intentando fidelizar el voto e inyectar entusiasmo en su electorado, que venía mostrándose algo renuente a manifestar su simpatía por el ahora presidente, habida cuenta del desastre económico en el que está sumido el país.

La primera nota a resaltar, fue la concurrencia. No resulta fácil estimar la cantidad de asistentes, pero sin dudas que la convocatoria fue un éxito total.

Algo que no pasó desapercibido para nada ni para nadie, fue la ausencia, en todas las actividades que realizó el candidato Macri, del intendente Germán Alfaro; una de las «patas peronistas» de ExCambiemos en la provincia. Se generaron muchas suspicacias y especulaciones sobre su ausencia, no obstante el siempre locuaz alcalde, Germán Alfaro, ni estuvo, ni habló una palabra; aunque el «ruido político» que generó su «faltazo«, fue ensordecedor.

El candidato Macri, se dio el gusto de besar un pie de su «princesa tucumana». Causó total sorpresa cuando a una señora a la la invitaron a subir al escenario, perdió uno de sus zapatos en el intento. Fue entonces cuando Macri atinó a besar su pie descalzo.
¿Tuvo o no algún significado esta acción? Para muchos fue «algo espontáneo«, para otros puro marketing, para otros tanto una ridiculez.

Lo cierto es que esta versión de Mauricio, se muestra algo menos «coacheada» y no tiene problemas de mostrarse muchas veces «mendigando» el voto, cosa que no debe cuestionarse.

El presidente en funciones sin pedido de licencia en su maratón de treinta días, dejó mucha tela para cortar, una gran inyección de ánimo en sus simpatizantes y un «Sí se puede…» como consigna, sobre la que ya muchos se preguntan: ¿Sí se puede qué…?

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios