La UCR «no cambiemista» se suma a la convocatoria de un acuerdo nacional. Manzur se consolida como el «gran armador»

Tucumán dio otro paso histórico en la consolidación del Frente de Todos: de la mano del legislador Ariel García el Radicalismo Alfonsinista formalizó su integración al proyecto que pondrá una vez más a la Argentina de pie con la presidencia de Alberto Fernández.

Alberto Fernández hizo un llamado para la conformación de un «Gran Acuerdo Nacional» que contribuirá a abonar a la gobernabilidad del proyecto que tiene como meta principal generar políticas de estado y tomar medidas sacar a los argentinos de la crisis económica en que está inmersa la Argentina.

Para ratificar esta unidad electoral, Ariel García convocó a más de 3000 radicales en el Club Central Córdoba donde también lo acompañaron dirigentes nacionales como Carmela Moreau, María Ángeles Losada y el candidato a diputado nacional por Todos CABA, Francisco Cafiero.

El candidato a Presidente, Alberto Fernández saludó mediante un video, la conformación de este frente estratégico en la provincia, entre el PJ y la UCR.

En Tucumán, el gobernador Juan Manzur, junto a Osvaldo Jaldo, participaron de este importante evento en donde tuvo como actor imprescindible al saliente legislador Ariel García, que nuclea al radicalismo «no cambiemista» de la provincia y con contrapartes  en provincias vecinas.

 

«Agradecemos el gesto de García en momentos tan difíciles para la Patria, y celebramos la unidad con un Radicalismo que se niega a acompañar el modelo de Macri que sólo empobreció a las mayorías, demolió el aparato productivo, endeudó al Estado y enriqueció a sus amigos«.

«A los radicales que defienden los intereses populares les digo gracias! Gracias por ayudarnos a gobernar en estos 4 años y por no sumarse a las políticas de ajuste que castigaron duramente a millones de argentinos«, manifestó Alberto Fernández desde Buenos Aires mediante un video y en medio del fragor de la campaña.

Tanto el gobernador Juan Manzur, como el presidente de la Honorable Legislatura, Osvaldo Jaldo, dieron la nota al posar para una foto con la «Boina Blanca» que caracteriza al sector de la UCR que lidera Ariel García. También y además de la asistencia masiva de líderes de ambos sectores, se pudieron observar en las pantallas y en las banderas, leyendas que son históricas para el radicalismo, conjugando la figura de Raúl Alfonsín, con líderes del PJ como el ex gobernador, Fernando Riera.

Manzur consolida así su rol de gran «armador«, tanto en la provincia de Tucumán como en otras.
Este nucleamiento estratégico con la UCR tucumana, es un puntapié inicial para la conformación de un «Gran Acuerdo Nacional«.

Las banderas históricas levantadas por la UCR alfonsinista comparten puntos en común con el estilo y las propuestas que representan Fernández en la Nación y  Manzur en la provincia. García, al sumar a la dirigencia radical a este modelo, consolida a la gestión de Manzur, en el ejecutivo y de Jaldo, en la Legislatura, acudiendo a su vez al llamado de Alberto Fernández a constituir el Frente de Todos.

Se va dando de esta manera una suerte de polarización entre la alianza tejida entre Macri y un sector del radicalismo, por un lado y el Alberto Fernández por el Frente de Todos, por el otro; con dos visiones totalmente diferentes entre sí.

Este puntapié que dieron García, Manzur y Jaldo en Tucumán, constituye a su vez una receta a replicarse en el resto del país ente quienes están lejos está de avalar las políticas excluyentes implementadas por el actual presidente Macri.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios