La Justicia avaló el descarte de embriones congelados y pidió legislar sobre el tema

La Justicia de La Plata autorizó que cese la criopreservación de embriones de un matrimonio, en el tercer caso de este tipo registrado en la Argentina, en un fallo que además instó al Congreso Nacional a que trate la temática «ante la falta de legislación vigente», informaron hoy fuentes judiciales.

“Ya hay dos fallos preexistentes, uno en Mendoza y el otro en La Plata. Este lo que tiene de distinto es que insta al Poder Legislativo a legislar sobre el tema porque hay un vacío legal en relación a qué hacemos con los embriones que pertenecen a una familia si no quiere seguir teniendo hijos ni continuar manteniéndolos”, explicó a Télam la abogada de la familia solicitante, Griselda De Luca.

El vacío legal, que menciona el fallo y la abogada, radica en qué hace una familia cuando ya se “cesó la voluntad procreacional”, ya sea porque esa pareja tuvo hijos, porque se terminó esa unión vincular o por el costo de mantenerlos, que oscila entre 100 y 200 dólares al año.

“Cuando uno hace un tratamiento de fertilidad, se criopreservan los embriones. Los criopreservan en caso de que no avance la implantación o si ese matrimonio o pareja quieren más adelante tener otro embarazo, pero cuando cesa la voluntad procreacional de ambos no hay una norma que cubra esa situación”, apuntó De Luca.

En ese sentido, detalló que “hay un contrato a tiempo indefinido en cuanto al cuidado y mantenimiento de embriones ya que no hay una ley que determine que se pueden destruir esos embriones”.

¿Qué pasa al iniciar un tratamiento de fertilidad?

La abogada de la familia solicitante, Griselda De Luca, señaló que “no hay suficiente información sobre el cese de embriones, hay un vacío legal en cuanto hasta dónde y cuando se protege el embrión, y la discusión siempre se basa en lo mismo: desde dónde se considera la vida humana».

La pareja solicitante tardó diez años en recurrir a la Justicia. «Al principio como cualquier pareja que hace un tratamiento de fertilidad no sé preguntaba por esto pero luego de varios años, cuando se empezaron a endeudar, se preguntaron porqué seguir manteniéndolos si ya había cesado la voluntad de tener más hijos», dijo De Luca.

Fuente: Télam

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios