La Fiscalía cree que “La Chancha” Ale sigue manejando negocios desde su lugar de detención

(Tucumán) Ángel “El Mono” Ale declaró ayer a la tarde ante el juez Fernando Poviña, luego de que lo arrestaran por presunto de lavado de activos.

El Ministerio Público Fiscal dio a conocer detalles de la investigación que realizó durante ocho meses. Escuchas telefónicas.
“Repuestitos”, “compac”, “torta”, “pilas triple A”, “carne buena”, “carne rica”, “calefactorcito”, “estufa”, “banderín”, “gorrita”, “escarapelas”. Las denominaciones eran distintas, aunque algunas eran directas: “líneas”, “blanca” y “cocaína”. Las palabras usadas por las personas que intercambiaron llamadas telefónicas con lo que la Justicia Federal denomina el “Clan Ale”, quedaron grabadas y sirvieron para vincular a Adolfo Ángel “El Mono” Ale y a otras personas con el lavado de dinero proveniente de diversos delitos, entre ellos el narcotráfico.

El Ministerio Público Fiscal de la Nación difundió ayer algunas de las pruebas por las que se realizaron los allanamientos del viernes, en los que fueron detenidos “El Mono” y otras cuatro personas. Los operativos se realizaron en el marco de la causa que se inició por una denuncia de Susana Trimarco, presidenta de la Fundación María de los Ángeles, por la que ya se encuentran detenidos desde diciembre Rubén “La Chancha” Ale, María Jesús Rivero y Fabián González.

Juegos de azar

En el caso de “El Mono”, el fiscal General a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, informó que la empresa “Point Limits SRL”, que pertenece a Adolfo Ale y que se dedica a explotar juegos de azar electrónicos, sería en realidad una pantalla para lavar dinero obtenido ilegalmente.

Por ello fue allanado un bar ubicado en avenida Benjamín Aráoz 8 de la capital, donde funciona un negocio de “Point Limits”, y otros locales en Concepción, Aguilares, Alberdi y La Cocha.

Gonella, durante la conferencia de prensa que dio el viernes a la tarde en la sede de la fundación María de los Ángeles junto a Trimarco y al titular de la Unidad de Investigaciones Financieras José Sbatella, aclaró que las escuchas telefónicas por narcotráfico no vinculan directamente a Ángel Ale, sino a personas de su entorno.

Esos son los tres detenidos que, según las escuchas telefónicas, “se dedicarían a la cobranza de deudas para el clan mediante métodos extorsivos, y a la compra y venta de estupefacientes”. En una de las 45 propiedades allanadas, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) halló instrumentos y restos del proceso de producción y fraccionamiento de cocaína, de acuerdo a la información que difundió el Ministerio Público de la Nación.

El quinto detenido serían un policía provincial que según Gonella, habría advertido a los Ale cada vez que se iba a realizar un allanamiento. Una fuente policial afirmó que se trataría de un efectivo de bajo rango, que hace ocho años está en la fuerza, y que antes habría trabajado en la remisería.

Los cinco detenidos declaraban ayer a la tarde ante Poviña. El abogado de “El Mono”, Víctor Taleb, afirmó que aún no había podido conocer cuáles son las pruebas por las que lo detienen. “Nosotros ya habíamos aportado toda la documentación que demuestra que sus actividades son legales”, explicó el letrado.

Desde el sanatorio

La PSA también allanó la casa en la que vivía Rubén Ale y la remisería “Cinco Estrellas”. “La Chancha” se encuentra detenido con custodia de Gendarmería Nacional en un sanatorio céntrico, por supuestos problemas de salud.

Las escuchas telefónicas y los seguimientos que realizó en junio personal de la PSA, habían determinado que el ex presidente del Club San Martín “continuaría manejando sus intereses con total dedicación, ocupándose de los pormenores de la remisería ‘Cinco Estrellas’, instruyendo a sus dependientes y hasta disponiendo libremente de la recaudación obtenida”.

Por ello, entre otras medidas, la Procelac había pedido al juez Federal N° 2 Fernando Poviña que disponga la prohibición de modificar la composición accionaria y evitar distribuir los dividendos de la remisería. La medida, de ser concedida por el magistrado, alcanzaría a la hija de Rubén Ale, Yamile Ale, ya que se sospecha que “La Chancha” está transfiriéndole todos sus bienes. La solicitud concreta es que a la joven se le impida modificar su patrimonio.

Hasta ayer, la única medida que se conocía que había otorgado Poviña, fue la intervención de la firma “Point Limits”, la que quedará a cargo de un representante del Ministerio Público que dirige Alejandra Gils Carbó.

“Hoy estamos en condiciones de perseguir el camino del dinero. Estamos logrando debilitar el poderío de este grupo mafioso que en estos años ha llegado a controlar casi toda la provincia”, afirmó Sbatella.
fuente:http://www.lagaceta.com.ar/nota/610649/policiales/fiscalia-cree-chancha-ale-sigue-manejando-negocios-desde-lugar-detencion.html

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios