La adjudicación directa a un “NN” de Mariano Campero causó revuelo (los documentos originales)

La nota que titulamos  “San Camperito” El milagroso DNU que adjudica sin licitación, una obra por $4.500.000, causó revuelo en el ámbito público y político de Yerba Buena; llegó inclusive a postearse en páginas del mismo PRO Yerba Buena, no obstante, los incrédulos de siempre, cuestionan la rigurosidad de la puntillosa investigación de El Diario en Tucumán. 

La línea entre la verdad y la mentira

En palabras de Javier Darío Restrepo, maestro de la Fundación nuevo periodismo iberoamericano (FNPI) y experto en ética periodística, en la era de la postverdad desaparece la línea que separa lo verdadero de lo falso.

Los hechos se escogen y se muestran de acuerdo con las conveniencias y sentimientos de cada quien”. Es lo opuesto a una labor de reportería que tiene como objetivo la búsqueda de la verdad.

“SI LOS MEDIOS HICIERAN UN MEJOR PERIODISMO, LA GENTE TENDRÍA CERTEZA DE QUE AHÍ ENCONTRARÍA LA VERDAD”, EDWARD SCHUMACHER-MATOS, PERIODISTA.

Para aquellos practicantes y adeptos al fenómeno llamado “POSVEDAD“, El Diario en Tucumán, pone a disposición la documentación original (sin editar ni fraccionar) sobre el caso del escándalo por la Adjudicación Directa  a un “NN” por parte de la Administración Campero, por el valor de $ 4.500.000.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios