Impugnan Licitación en Yerba Buena Por el momento, el niño Mariano no tendrá sus camioncitos

La gestión de Mariano Campero como intendente de Yerba Buena, no tiene descanso; una de las empresas oferentes en la licitación pública para la adquisición de camiones recolectores, acaba de impugnar la adjudicación a otra de las empresas participantes de la compulsa. 

El 26 de Abril se había efectuado la apertura de sobres de la Litación Pública N° 10/2018 que se realizó en Intendencia de la Municipalidad de Yerba Buena. La misma tenía por objeto la adquisición de ocho camiones compactadores de recolección RSU (1 items), dos camiones con caja volcadora sobrebaranda desmontable (2 items), dos camiones con caja volcadora trasera común (3 items).

Las empresas oferentes que participaron, hicieron las siguientes propuestas:

  • Oferta 1 ROLCAR S.A. 
  1. $ 28.026.000.
  2. $ 4.435.000.
  3. $ 4.354.000.

Total de la Oferta: $ 36.815.000.-

  • Oferta 2 Oscar Scorza Equipamientos y Servicios.
  1. $ 27.124.800.
  2. $ 4.472.400.
  3. $ 4.360.000.

Total de la Oferta: $ 35.957.200.-

*En todos los casos la cotización incluye IVA, flete, patentamiento y gastos de entrega.

Ambas empresas cotizaron por cifras superiores al monto del llamado licitación, tal como se lee en la propia página oficial de la Municipalidad de Yerba Buena.

*“Presupuesto oficial: $25.256.400 (pesos: veinticinco millones doscientos cincuenta y seis mil pesos con 00/100)” (Click en letra azul para acceder)

No obstante la Municipalidad de Yerba Buena dio por adjudicada la licitación a la firma ROLCAR S.A. exponiendo argumentos razonables. Lo que no se comprende, es por qué no se declaró desierto el llamado, habida cuenta de que en ambos casos sus ofertas superaron a la cotización que impuso el acto licitatorio, por más de $ 10.000.000; aproximadamente un 40% del monto consignado en el llamado.

Ya hay planteos que denuncian sobreprecios e irregularidades en la licitación, como ser la entrega de una Pick Up 4X4 como “Bonus Track” al municipio, por parte de una de las empresas.

La intención de Mariano Campero, es la de reemplazar el servicio de recolección de residuos, actualmente contratado y con dos camiones de la municipalidad, por un servicio totalmente estatal. Los que cuestionan esta medida, observan las complicaciones que podrían producirse cada vez que existan planteos del gremio municipal o de los recolectores; y la poca afección que existe en el ámbito del Estado, de brindar el cuidado necesario a los camiones y otros automotores del municipio, para estos casos.

Documentación:

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios