Impactante contraste entre las promesas de Macri en su visita a un Ingenio Tucumano en 2016 y sus medidas en 2017 VIDEO

En 2016 el presidente Mauricio Macri visitaba la destilería de un Ingenio azucarero tucumano, con el marco de una multitud de seguidores que vivaban  el clásico “¡Si se puede…!” En ese momento el presidente pedía inversiones y enunciaba el que “Bioetanol era el futuro“.

Hoy, a un año de sus dichos, su idea sobre el Bioetanol, sobre la industria azucarera y las economías regionales,  parecieran ser totalmente opuestas.

Las medidas tomadas por su  Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, que acaba de firmar la Resolución 435-E/2017, reduciendo unilateralmente el precio del bioetanol en un 29 por ciento y como si esto no fuese suficiente, poniendo en  jaque a las bebidas con azúcar añadido, con una alícuota que subirá al 17% (las gaseosas y otras bebidas sin azúcar no pagarán alícuota)

De paso, para aprovechar la medida, un “empujoncito” a la naciente industria vitivinícola tucumana “no viene mal…” Los espumantes y champaña tendrán una suba gradual hasta el 17% (hoy no paga nada) y los vinos, que en la actualidad tampoco pagan, tendrían suba gradual hasta un 10% de alícuota nominal.

Estas medidas forman parte de un “plan de gobierno“, “plan de ajuste fiscal” o de un “plan de diciplinamiento político a las provincias que no les son favorables en resultados electorales“.

Quienes asesoran al presidente Macri, deben hacerle saber que esta medida afecta directamente a 5.000 tucumanos, indirectamente es imposible de medir y en el NOA aún no se conoce su impacto.

Esta vez el Presidente Macri logró en Tucumán, un efecto muy similar a la famosa “125” de CFK, con la diferencia de que sus votantes no se animan a expresarlo.

Por eso desde El Diario en Tucumán nos animamos a preguntarle:

¿”QUÉ PASÓ MAISTRO”?

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios