Escandalosa Sesión en el Honorable Concejo Inmobiliario de Yerba Buena. ¿Un Banco rojo para Valentín Villegas? ¡NO!

La sesión del Concejo Inmobiliario de Yerba Buena comenzó puntualmente a hs. 15.00 del miércoles 05 de diciembre. En una sesión especial… (especial, “con papas fritas“) se abocaron a una agenda de temas prevista con antelación y en consonancia con los objetivos de un cuerpo deliberativo que tiene como mayoría a un sólido grupo de seis concejales (dos de ellos “desperonistas“) que conforman la alianza “Kambiemos” que apoya y actúa bajo las directivas del intendente Mariano Campero

Resulta que desde hace exactamente un año, ese Concejo, nombró nuevas autoridades en la mesa directiva y en la conformación de las comisiones respectivas. La frutilla del postre, fue la Comisión de Obras y Servicios Públicos, que pasó a presidir el ex corredor inmobiliario, concejal José Macome. El Diario en Tucumán,  se ocupó del tema en una nota que cuestionaba su compatibilidad para presidir justamente una comisión que se encarga de todo aquello relativo a la asignación de recursos, servicios, habilitaciones, etc. de proyectos de infraestructura e inmobiliarios. Ver nota: http://www.eldiarioentucuman.com.ar/yerba-buena-empresario-inmobiliario-al-frente-de-la-comision-de-obras-y-servicios-publicos/

Recordamos a los lectores que ese cuerpo deliberativo ya concluyó su ciclo de sesiones ordinarias, por lo que este tipo de convocatoria se realiza con fines específicos y por cuestiones que debieran ser de cierta urgencia o importancia. Como todos sabemos, Yerba Buena se encuentra bajo una ola de inseguridad sin precedentes; no obstante a los que convocaron a esta sesión especial, no les pareció incluir en la agenda del día (orden del día), ninguna propuesta al respecto.

Esa misma mañana, la familia de Valentín Villegas (asesinado brutalmente a puñaladas en el atardecer del Día de la Madre en calle San Martín de esta ciudad) presentó una nota formal ante el presidente (el “desperonistaHéctor “Pilón” Aguirre) solicitando  que se promueva el reemplazo/destitución del actual Secretario de Seguridad del Municipio, Mauricio Argiró. Todo esto fundado en la argumentación que expone la incapacidad de ese funcionario en la gestión del área de seguridad; ante la peor ola de delitos que se recuerde que haya sufrido Yerba Buena, al menos en los últimos quince años.

Los concejales hicieron una pausa en el Orden del Día, a fin de permitir que la familia de Valentín pueda expresarse en la reunión. El resultado fue una andanada de pesadas municiones contra la mayoría de los concejales, Argiró y el intendente Mariano Campero. Los concejales debieron bajar la mirada varias veces, mientras se los trataba de “Inútiles” y acusaba de conformar “el peor Concejo Deliberante de la historia de Yerba Buena“.

Alberto Villegas, abuelo de Valentín, fue muy duro aunque apenas más medido que Santiago, el padre del niño asesinado. Éste último se acercó hasta el presidente, Aguirre y el concejal Marcelo Rojas y les reclamó airadamente en el rostro, su falta de compromiso exigiendo que se tomen medidas respecto a la seguridad de los vecinos del municipio.

Párrafo aparte, fue cuando Santiago Villegas enrostró al concejal “desperonista“, Walter “Kabuby” Aráoz su falta de compromiso a pesar de haber sido amigo personal de la familia y haber conocido desde niño a Valentín. Se vivieron momentos  tensos y muy duros.

El concejal radical, Lucas Cerúsico, blandió en un momento la nota del pedido de renuncia presentado por Villegas contra el funcionario Mauricio Argiró, que poseía cuatro firmas: la de los concejales Cerúsico, García, Albornoz Piossek y Zelaya. Con una firma más, lograba que se pueda tratar el tema en una sesión al día siguiente.
-“Sr. presidente (dijo Cerúsico ya de pie y mostrando la nota) ¡Falta una sola firma, una firma más y con cinco podemos tratar este tema y dejamos de hacer manifestaciones que no se traducen en acciones concretas!” “¿No hay un solo concejal de entre los seis aliados al intendente que tenga el coraje de firmar esta nota y permitir que se trate?”, manifestaba inquisitoriamente el concejal radical (mostrando la misma a  todos los presentes).

El presidente del cuerpo le insistió varias veces que estaban “en comisión” (una especie de receso en medio de la sesión) y que no se podía abordar el tema.

¡Una firma, presidente…, una sola firma más de algún concejal!, insistía Cerúsico.
Finalmente el presidente, Aguirre llamó al “orden” y se reinició la sesión para abordar los temas que figuraban en el orden del día y que eran el “veradero interés” y motivo de la sesión…

Los reclamos airados de los familiares de Valentín Villegas no fueron atendidos y los mismos se retiraron de la sesión especial visiblemente molestos, sin que su nota de solicitud de renuncia de Argiró sea atendida. Los cuatro concejales opositores, volvieron a perder (por la falta de una sola firma en la nota), ante los oficialistas que se abocaron a los temas de “verdadero interés municipal“.

Así las cosas, los concejales comenzaron a debatir sobre temas que le caben a la Comisión de Obras y Servicios Públicos. 

El “Honorable Concejo Inmobiliario” de Yerba Buena, parece tener un particular interés en todas las cuestiones y solicitudes que tengan relación a los negocios de desarrolladores inmobiliarios. El boom de la construcción requiere permanentemente la aplicación de excepciones y tratamientos especiales ya que en la mayoría de los casos existen controversias con lo que manda el COU (Código de Planeamiento Urbano) y este HCD, desde el sector oficialista ha realizado tratamiento express record a una inmensa cantidad de expedientes que involucran a dichos emprendimientos.

El Banco Rojo

Por iniciativa del concejal Walter Aráoz, se presentó un proyecto que intenta concientizar sobre la violencia en contra de la mujer que consiste en pintar un banco en el municipio con el color rojo más una leyenda.

El proyecto fue aprobado y este cronista se retiró del salon de sesiones mientras este concejal exponía sobre el tema y mencionaba el caso de Wanda Taddei, quien murió a raíz de las quemaduras producidas cuando su novio, el baterista del conjunto “Callejeros“, le arrojó alcohol y le prendió fuego.

Wanda Taddei y su asesino

Más allá de la iniciativa, que apunta a lograr que se tome conciencia sobre la violencia de género y la alta tasa de femicidios que se producen en el país. No obstante, mientras el concejal fundaba los motivos de su proyecto, Alberto Villegas (abuelo del niño asesinado vilmente hace poco más de un mes en una calle principal de Yerba Buena), esperaba puertas afuera del “Honorable Concejo Inmobiliario“.

Sabé usted…, no puedo creer que este concejal y sus colegas se aboquen a un proyecto para concientizar sobre la violencia de género pintando un banco de plaza del color rojo mientras dejan de lado la sangre del mismo color vertida por mi amado nieto en manos de un criminal que en algún momento estuvo bajo la custodia de la GUM (Guardia Urbana Municipal) y lo dejaron escapar“, expresó triste y desilusionado Alberto Villegas. “Obviamente que apoyamos la defensa de todo proyecto que tienda a parar la bestial violencia que aqueja a nuestra sociedad; solo me pregunto algo“, continúa. “¿Estos concejales viven en Yerba Buena, les importa su municipio, son conscientes de esta ola histórica de violencia en la que estamos sumidos los vecinos ante delincuentes que tomaron las calles y nos tienen como rehenes?” “¿Son concejales de Yerba Buena o integrantes de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires?, porque que yo sepa, el lamentable caso de Wanda Taddei se produjo en ese lugar“, asiente con rasgos de amargura en su rostro. “¿No podían abocarse a tratar el pedido de destitución de un funcionario (Mauricio Argiró), que desde que llegó a su cargo hasta la actualidad, solo demostró su incapacidad para ostentar la función conferida por el intendente Mariano Campero?“. “¡Solo se necesitaba que alguno de los concejales, Aráoz, Aguirre, Jantus, Macome, Rojas o Aranda tuvieran la sensatez, el compromiso o la coherencia de estampar una firma más en nuestra nota y dedicarse a legislar sobre temas que nos sacuden a los vecinos de Yerba Buena!“, expresa con desazón.

Perdón, hijo pero no aguanto estar acá, me voy asqueado por lo que veo y escucho, me voy a consolar a la abuela de mi nieto que espera en casa” “Muchas gracias y perdón que me retire pero no me siento bien“, se despide un abuelo angustiado.

Los seis concejales afines al intendente Campero, tuvieron la oportunidad de darse un baño de hidalguía y estampar una firma para tratar la destitución del cuestionado Secretario de Seguridad de Yerba Buena. No obstante, temas relativos a los emprendimientos inmobiliarios, parecen ser más urgentes que el principal tema que desvela a los yerbabuenenses: LA INSEGURIDAD.

En la Sesión Especial en el Concejo Deliberante de Yerba Buena, estuvieron no menos de cinco medios tomando notas, filmando y sacando fotos. Todos presenciaron los hechos y dichos que se dieron en la misma. El diario de mayor tirada de la provincia estuvo como siempre haciendo su trabajo con no menos de dos personas; no obstante no le dedicaron en su versión web, una sola línea a esta sesión escandalosa; solo un medio que emite su programa en un canal de cable, se abocó a dar a conocer los dichos del abuelo de Valentín Villegas.

Nuevamente ponemos sobre el tapete la cobertura parcial con que cuyo slogan “Sí, es verdad, lo dice…“, decidió callar y no informar a los tucumanos sobre lo ocurrido en esa sesión. ¿La “cobertura” siempre parcial que ese medio realiza sobre lo que acontece en Yerba Buena, tendrá algún vínculo con la generosa pauta publicitaria que recibe por parte de esta gestión municipal y desde la nación; o solo es solo una “maliciosa especulación” de El Diario en Tucumán, que ya visibilizó esta cuestión en notas anteriores?.

En Yerba Buena, la información fidedigna está disponible en las redes y en algunos pocos medios que tomamos el desafío de relatar los hechos tal cual suceden. Los negocios inmobiliarios ligados a grandes inversores que incluyen a directivos de medios, a conocidos empresarios y bajo la sombra del poder político son una constante en la gestión de Mariano Campero.

De muestra solo hace falta un botón. ¿Usted volvió a leer o a enterarse de las particularidades del escandaloso robo de al menos un millón de pesos de la Tesorería Municipal de Yerba Buena?. Seguramente es uno de los tantos temas que para algunos, más vale olvidar. Es de esperar que no suceda lo mismo con la muerte del niño Valentín Villegas. 

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios