Escándalo por contratación directa en Yerba Buena Cruce de Cartas Documento entre concejales y una Funcionaria Nacional

Lejos de aclararse el panorama por la contratación directa por $4.500.000 efectuada por el Intendente Mariano Campero; el caso parece encaminarse directamente hacia una judicialización que involucra no solo al intendente de Yerba Buena y a sus funcionarios, sino a la funcionaria nacional, Marina Klemensiewickz.

El vecino de Yerba Buena, Matías Ricardo Nahid, efectuó hace unos días una denuncia en la justicia federal contra el intendente MARIANO CAMPERODOMINGO AMAYASOLEDAD GETTASSERGIO R. MARQUEZ, UN TAL “JUAN VALDEZ“, FERNANDO A. GRUCCI y las demás personas que resulten involucradas de la investigación penal preparatoria, por los delitos de ASOCIACION ILICITAINCUMPLIMIENTO DE LOS DEBERES DE FUNCIONARIOS PUBLICOS, ADMINISTRACION FRAUDULENTA y de los demás delitos que resulten tipificados conforme avance la investigación penal.

A raíz de esto, los concejales Cerúsico, García, Zelaya y Albornoz Piossek; enviaron una Carta Documento a la funcionaria Marina Klemensiewicz, que cubre el cargo que ostentaba anteriormente el ex intendente de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya.

La Carta Documento de los cuatro concejales opositores a Campero, da cuenta de las irregularidades cometidas por esa administración municipal que en su momento se dio a conocer por la investigación llevada a cabo por El Diario en Tucumán. Asimismo cita textualmente los dichos del intendente en un medio local en el que expresó que, “Marina Klemensiewicz se encuentra al tanto de lo resuelto“.

Debido al contenido del Convenio suscripto entre esa repartición nacional y el municipio de Yerba Buena, se desprende que la funcionaria debía realizar inspecciones permanentes y supervisar, tanto los aspectos operativos de la obra, como las cuestiones administrativas y de uso de fondos; por lo que estos concejales la consideran subsidiariamente responsable de esta contratación presuntamente irregular.

La funcionaria nacional, no solo se desligó de cualquier responsabilidad, sino que puso en manos de la Intendencia de Yerba Buena sobre cualquier decisión tomada al respecto de la contratación. Asimismo, intimó a los concejales a no involucrarla ni mencionarla en las denuncias, so pena de accionar judicialmente en contra de los mismos por calumnias e injurias.

Esto no quedó ahí. El pasado 12 de Junio, los concejales de Yerba Buena respondieron a Klemensiewickz, ratificando cada uno de los términos de la misiva original e insistiendo en la responsabilidad que le cabe a esa dependencia nacional en el control de todos los aspectos relativos a la implementación de lo acordado en el Convenio rubricado por Domingo Amaya, en su momento y por el Intendente Mariano Campero.

Tal como dijimos desde un inicio, esta historia está muy lejos de terminar y acorde a como se fueron desarrollando los acontecimientos, es de suponer que no seran pocos los funcionarios que eventualmente deberán declarar al respecto en sede judicial de los Tribunales Federales en el fuero Penal.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios