Entrevista exclusiva con el precandidato de la UCR a gobernador, Ariel García

El Diario en Tucumán realizó una entrevista con el legislador Ariel García (UCR). Como quién se prepara para una “maratón política“, llegó al lugar de encuentro con equipo de gimnasia, luego de haber salido de caminata. Hola legislador, veo que salió a hacer algo de ejercicio.
– Ja ja, así es…, es que se vienen tiempos en donde el físico tiene que estar preparado y con las energías suficientes para encarar este proyecto en el que le presentamos al electorado tucumano una nueva alternativa. Son tiempos en que el radicalismo tiene que “ponerse de pie” y sobre todo volver a su esencia luego de tanta “contaminación ideológica”.

– ¿Qué es eso de “contaminación“, no se entiende…

– Es simple, mire… Desde que un grupo de referentes radicales se sumaron a esta alianza llamada Cambiemos, se produjo -a la luz de unaa política económica y social aplicada por el gobierno de Mauricio Macri, que va a contramano de las banderas propias del radicalismo- un enorme “espacio vacío” en el cual los radicales de cuna, los simpatizantes y en definitiva los ciudadanos que esperaban un “cambio“; fueron estafados en su buena fe.

Los radicales que hoy integran Cambiemos, han cometido un grueso e imperdonable error; poco a poco fueron perdiendo el rumbo y avalaron -y continúan haciéndolo-  recetas neoliberales totalmente ajenas a la ideario de la UCR.
No supieron mantener y hacer valer su participación en esa alianza con el PRO y otras fuerzas. La gente fue dándose cuenta poco a poco que para lo único que sirvió su estrategia fue para repartirse cargos y no pocas veces negocios. Recordará usted el famoso “Plan CoreAno…“, que tiene a José Cano como protagonista.

– ¿Qué expectativas se generaron de puertas adentro del radicalismo con su candidatura?

– Para ser absolutamente sincero, ya cada vez son menos los dirigentes y militantes radicales que ven en aquellos que integran la alianza Cambiemos como un “espejo en el cual reflejarse“. Debo decir que no solo sucedió esto puertas adentro del radicalismo, como usted dice; sino en el resto de la sociedad. El tucumano y en definitiva el ciudadano argentino se siente totalmente defraudado por el actual gobierno nacional y eso es “palpable” en la calle. Desde el ciudadano común hasta el sector empresario, comercial y profesional; está diciendo ¡Basta! a un gobierno que parece no importarle lo que le pasa a la gente.

– ¿Y usted no “cae en la volteada”?
– ¡No, en absoluto, no! Tanto yo como aquellos tantos dirigentes de Tucumán y de otras provincias, captamos desde el principio que el gobierno de Cambiemos se dirigía hacia un rumbo que en nada tiene que ver con lo que el radicalismo piensa. ¡No se cómo pueden seguir mirando a la gente a los ojos y decir que sigue sintiéndose radicales!

– Y entonces. ¿Cómo pretende que la gente comprenda que usted representa una opción distinta a los radicales “cambiemistas”?

– Mire (dice, haciéndole señales al mozo para pedir un par de café cortados) Los que somos radicales desde hace tantos años, valoramos tres cosas. Primero, la identidad; segundo el compromiso con la gente, que nos obliga a estar siempre al lado del ciudadano. Esto me lleva a lo tercero; La militancia. Todo aquel que se pretenda llamar dirigente o político en términos genéricos, tiene el deber de estar cerca del pueblo y de interpretar sus intereses. En mi caso, no he dejado de recorrer la provincia como lo hago desde hace años, localidad por localidad. Permanentemente y acompañado por otros referentes del radicalismo que eligieron el camino más difícil pero el que otorga más satisfacciones, nos reunimos con personas, asociaciones, clubes, cooperativas y entidades del medio tratando de llevar soluciones y obviamente -en mi tarea como legislador- me toca presentar proyectos que beneficien directamente a la gente.
Usted sabe…, en Tucumán la gente sabe cuál es el dirigente político que aparece solo en épocas de elecciones y cuál es aquel que todos los días y ante cada necesidad, está presente y colabora con aquello que puede. Yo no comprendo otra forma de “hacer política“.

– Me la hizo larga, legislador. No esperaba una respuesta tan extensa… jaja. No deje que se le enfríe el cortado. ¿Y cuándo fue que se definió y decidió candidatearse nada menos que al cargo de gobernador de la provincia?.

– Mirá (entra en confianza y cambia el clásico “usted” por el trato personal) En primer lugar, yo no estoy solo, sino que este es un proyecto que me trasciende. Más allá de militar toda la vida, veo en estos tres años de gobierno de cambiemos, que aquellos que integran esa alianza y dicen llamarse radicales; se dedicaron más a tratar de conformar al macrismo poniéndole la firma a cuanta medida perjudicó a la gente; usaron su poder para repartise cargos y prebendas olvidándose de la gente. Es más, son cómplices en cada una de las promesas incumplidas por la gestión de Mauricio Macri. ¿Hace falta que le recuerde la famosa “reparación histórica” que iba a ser el Plan Belgrano? ¡Mirá dónde terminó!. “hambre cero”, “economías regionales desbastadas”, “inflación imparable”, Etc.

En segundo lugar, empezamos a reorganizar al radicalismo, primero en Tucumán y luego en el norte del país. Hoy hay una enorme cantidad de jóvenes que se acercaron o volvieron a encontrar en la UCR, un espacio para la militancia, un lugar en donde sentirse representados. Además miramos hacia otras provincias vecinas y organizamos eventos de todo tipo con cada vez mayor concurrencia. También nos ocupamos de integrar al radicalismo tucumano con referentes nacionales de fuste; muchos de ellos vinieron de visita a nuestra provincia. Aunque las mayores satisfacciones las obtengo día a día cuando vecinos de todas las localidades llegan a mi oficina en la Legislatura y nos invitan a sus localidades y ciudades del interior. Esto uno lo lleva en la sangra. Te gusta pasearte por los medios de comunicación nacional y los sillones de la quinta de Olivos o te gusta estar con la gente. Para esto no hay dos respuestas; yo elijo estar al lado de la gente de mi provincia.

– ¿Cuál es la posibilidad real que tenés (si te tratan de “vos”, hacés lo mismo) de llegar a ser electo.

– Esa es una pregunta que no me desvela. La política es totalmente dinámica; lo cierto es que nos presentamos como una alternativa para un electorado que siente que hace falta una opción diferente a lo que ya existe. Mientras tanto seguimos caminando la Tucumán, localidad por localidad y presentando proyectos de Ley, Resoluciones, etc. que tienen que ver con lo que en realidad la gente necesita.

Hoy diría que cuesta hablar de política mientras el hombre y la mujer de “a pie”, está pensando cómo llegar a fin de mes, cómo conseguir trabajo, cómo mandar sus hijos a la escuela o a la universidad, cómo acceder a un servicio de salud y de seguridad que el Estado tiene que garantizar. Bueno, de esos temas son los que pretendo que se hable de ahora en más. Los tucumanos van a disponer de una opción en la que tendrán la certeza de encontrar a alguien que sabe interpretar su problemática y sus necesidades.

Pude ver un spot en el que hacés alusión a tu experiencia cuando quedaste a cargo de la gobernación mientras el gobernador y el vice estaban de viaje junto a otras autoridades de la cámara. ¿Por qué ponés énfasis en ese día?

– Es que para mí fue un día muy especial, además de ser un hecho histórico (Un radical a cargo del Ejecutivo Provincial), ese día se cumplía el 35 aniversario de los comicios del retorno de la democracia con la asunción al poder de nuestro querido Don. Raúl Alfonsín.
No obstante, fue en realidad un día de una actividad maratónica. Entre ellas, me tocó poner en funciones a cincuenta nuevos policías en Yerba Buena, una localidad asolada por la inseguridad.
No dejo de reconocer que impacta el hecho de tener la posibilidad de hacer tanto en tan poco tiempo y uno toma la real dimensión de lo que representa ser gobernador de mi querida provincia. Es mucho lo que se puede hacer y creo que estoy y estamos capacitados para pedirle a los tucumanos que confíen en esta nueva alternativa que dista de ser más de lo mismo. Tenemos confianza que los tucumanos sabrán interpretar nuestra propuesta.

Comienzan a caer sobre nuestras cabezas unas gotas de lluvia “tamaño balde” y terminamos la entrevista de pie bajo un ocasional techo antes de que la tormenta arrecie.
Ariel García se despide con un abrazo y una sonrisa dando muestras de optimismo, en una mesa lo esperan dos dirigentes políticos. Para los que aman la política estas reuniones constituyen una forma de vida; para este precandidato a gobernador pareciera que el día recién empieza.

Me quedé con un par de preguntas en el tapete: Su relación con José Cano, Silvia Elías de Pérez y el intendente Mariano Campero. Otra vez será…

Este es spot que nos llevó a solicitar al precandidato Ariel García a realizar esta entrevista.

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios