ENCUENTRO INESPERADO Y CONSIDERACIONES CONSTITUCIONALES SOBRE LA DESIGNACIÓN DE VEEDORES JUDICIALES (Por Martín Viola)

Sábado atropellado de esos en que hay que hacer mil cosas y tratar encima de disfrutar algo antes de que llegue el maldito domingo. Caminaba apurado por los pasillos del Shopping del Portal. Mi objetivo, un juego de sillas de jardín.

Con la mirada en la nada veía pasar a la gente como parte de la “matrix” y de pronto casi me choco de frente con él…, ¿o ella?; Vocal de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Tucumán.

-¡Cómo te va tantísimo tiempo! (Más admiración que pregunta)

– ¡Bien querido, y vos!

-Ahí…, peleando con el cigarrillo. Haciendo un tratamiento para dejar de fumar.

¿Qué es de tu vida? ¿Todo bien?

– Si…, si, todo bien. Bueno, vos sabés…

– ¡Sí claro, me imagino! Justamente te quería ir a ver por el tema de los veedores judiciales. Sorry que vaya al punto -supongo que podremos tomar un café- pero off de record o no. ¿Qué es esto? ¿Es constitucional? A mi me parece absurdo que un grupo de paracaidistas pasen por encima de todo el Poder Judicial de la Provincia. Es una “cuasi intervención”. ¿Me equivoco?

– En realidad te quedás corto… “Esto es un ataque al federalismo”.

– ¿Cómo?

– ¿Sí, como escuchás. Es un ataque al federalismo; liso y llano…

– Pero…

– Mirá, ahora me tengo que ir, llamame esta semana y tomamos un café y te cuento…

La verdad es que este diálogo me dejó mucho más que helado. Yo iba con mi pequeña duda intuitiva a cuesta y un mismísimo integrante de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia me dice semejante cosa…, “Un ataque al federalismo; liso y llano”

Obviamente ya no sabía si estaba en el Shopping para comprar un juego de jardín un calzoncillos o un microondas. Por lo pronto, me senté a tomar un café y marqué un número conocido para mí.

¡Hola, Martín…! ¿A que no sabés con quien acabo de charlar sobre el tema que te comenté? ¿Qué opinás vos sobre este asunto?

 

Consideraciones sobre el Tema del Constitucionalista

Dr. Martín Viola

1. A la fecha, la designación de dos veedores por parte del Ministerio de Justicia de la Nación a los fines de informar sobre algunas causas judiciales que se tramitan por ante la Justicia ordinaria de Tucumán es una PROPUESTA.

2. La propuesta del órgano nacional precisa la ineludible autorización previa de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán para dotar de legalidad a la actuación de los veedores informantes.

3. Tratándose de causas sensibles y de estado público, el Ministerio de Justicia de la Nación tendría que haber publicado en el Boletín Oficial y en por lo menos dos diarios de circulación nacional, los nombres propuestos, con sus antecedentes a consideración de la ciudadania, para garantizar la debida publicidad de los actos de gobierno, pilar fundamental del estado republicano.

4. Los ciudadanos en general, ONGs, organismos de derechos humanos y asociaciones profesionales deben tener el tiempo suficiente para presentar sus observaciones ante el Ministerio de Justicia.

Esto último apunta a evaluar la posible existencia de incompatibilidades o conflictos de intereses de los veedores propuestos con la función que aspiran a desempeñar.

5. Por otro lado, no puede realizarse una solicitud de veeduria judicial informante sobre una serie de procesos judiciales elegidos discrecionalmente, sin fundamentar los motivos de su elección. En su caso, la propuesta debería realizarse ante el juez natural de cada una de las causas, de modo concreto y particular, fundamentando el pedido y aguardando la resolución del juez competente, por tratarse de una serie de causas que están fuera de la jurisdicción federal.

6. No obstante, en el año 2013 hay un antecedente similar, cuando el Ejecutivo Nacional designó como veedor informante en la causa “Lebbos” al abogado Bernardo Lobo Bugeau, de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

CONCLUSIÓN: Aunque no existe un procedimiento legal establecido, será la Corte Suprema de Justicia de Tucumán la que determine la legalidad de la propuesta del Gobierno nacional, ya que habiéndose omitido la publicidad de la Resolución del Ministerio de Justicia y evitando una posible intromisión federal en el ámbito provincial, creo que tendrá razones justificadas para rechazar a los funcionarios propuestos, sin dejar de reconocer la facultad constitucional del Ejecutivo Nacional de proponer veedores judiciales, aunque observando las pautas, los antecedentes y calidad de las personas propuestas.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios