El tránsito en Yerba Buena es un Caos y existe un solo responsable… ¡VOS!

Podrán pasar mil intendentes, actuar varias cátedras de la UNT y especialistas de consultoras con o sin domicilio;.lo cierto es que una de las principales quejas de los vecinos de Yerba Buena es el caos en el tránsito y es claro que existe un principal culpable, que no es nada menos que el propio vecino.

A raíz del “accidente” que protagonizó un auto que literalmente voló y aterrizó encima de otro, tras dar contra el “lomo de cebra” en la esquina de Av. Pte. Perón y Bascary; se abrió de nuevo la polémica sobre el imponente porte del “lomo” y no faltaron los “especialistas” que invocaron a los siempre confusos y polémicos radares.

No falta quien continúa en la polémica sobre si sacar o no sacar la rotonda del Camino del Perú y Avenida Perón en Yerba Buena. Lo cierto, es que los lomos de burro, los badenes, semáforos, rotondas y hasta una pared; no detendrá a quien no está dispuesto a bajar el pie del acelerador, ponerse un casco, frenar en las esquinas, respetar las velocidades máximas o hasta sencillamente entender que no es inmortal.

En Av. Pte. Perón y Moreno, la Municipalidad de Yerba Buena está construyendo otro de esos “lomos de cebra” o “lomos de toro” como los llaman en otros países y se planifica colocar dos más antes del Camino del Perú. Es claro que cruzar la avenida Perón y calle Bascary en su intersección, era una tarea imposible antes de la construcción de estos elementos que buscan la reducción de la velocidad de los conductores.

En un video con que nos dimos en las redes, un vecino de la ciudad de los “lomos de burro” muestra su enojo con el comportamiento de los automovilistas, que con todo descaro, toman la calle Facundo Quiroga en contramano, mientras él no puede hacer otra cosa que caminar por la calle por ausencia de veredas.

Dejemos de lado al Estado Municipal y sus obras pendientes. Dejemos de lado las leyes y tanta tinta gastada en letra muerta. Solo veamos el justo reclamo de este vecino y la desidia, la imprudencia y hasta la malicia de aquellos a quien nadie ni nada los para. A esa especie humana despreciable que no le importa en absoluto la vida de los demás. A eso, no hay político que lo resuelva. Por cada “lomo” que se construya deberemos sentirnos todos un poco más “burros“.

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios