El Gobierno Nacional Baja el precio del Bioetanol un 29% y aumenta en un 17% el impuesto a Bebidas azucaradas Si fuese el TEG, Somos el objetivo

¡Claaro…, ahora el título de la foto ofende! ¿Qué nos pasa tucumanos? ¿Vamos a dejar que esto pase?. ¿De qué se trata este juego absurdo?
Cuando ignotos concejales de Córdoba Capital, prohibieron la exposición de los clásicos azucareros en los bares y el Gobierno y la Legislatura en pleno se manifestaron en contra, muchos, hasta algunos “representantes tucumanos” dijeron que se sobreactuabaLa advertencia de Juan Manzur, de Osvaldo Jaldo y de Radicales como el Legislador Ariel García y políticos oficialistas por lo general; sonó como “exagerada” para dirigentes porteños de Cambiemos. Hasta los medios nacionales se mofaron con la supuesta prohibición de “los maníes y el Fenet“; hasta los “salamines de Colonia Caroya“.  . Algunos otros protestaron de manera más tibia desde sus cómodas bancas,  con discreción suficiente, de modo que no se escuche en Buenos Aires.

¿Qué dicen ahora, cuando el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, acaba de firmar la Resolución 435-E/2017, publicada en el día de la fecha, reduciendo unilateralmente el precio del bioetanol en un 29 por ciento?

Como si esto no fuese suficiente y en el mismo sentido que ese “tema menor de Córdoba“, se decidió aumentar el impuesto de las bebidas que llevan azúcar, sin tocar las que usan edulcorantes artificiales. “El jaque lo tendrán las bebidas con azúcar añadido, con una alícuota que subirá al 17%. A contramano, las gaseosas y otras bebidas sin azúcar no pagarán alícuota”, señala Infobae en su edición del Jueves 2 de Noviembre.

Como para apuntalar a una industria “naciente” en la provincia de Tucumán, le llega el impuesto a los vinos. Los espumosos y champaña tendrán una suba gradual hasta el 17% (hoy no paga nada) y los vinos, que en la actualidad tampoco pagan, tendrían suba gradual hasta un 10% de alícuota nominal.

Con esta reforma impositiva tenemos la intención de generar trabajo“, dice Dujovne. ¿Nos estás jodiendo, verdad? 

Lo que más preocupa es el tema de la reducción unilateral del precio del bioetanol por parte del Gobierno Nacional.

Esta medida debiera poner a todos los tucumanos de pie la Plaza Independencia, sin banderías políticas, sin diferencias sectoriales. Es nuestra industria madre la que está siendo verdaderamente atacada en su raíz.

La lentitud de reacción de los representantes provinciales en la Nación es pasmosa. Han “lamido tanta media” en estos tiempos para llegar a acceder a algún cargo, que no se animan a levantar una voz disonante ante tanto “si se puede…

¡Los tucumanos les exigimos que demuestren de qué lado están! No nos interesa otra cosa que verlos apoyar a su provincia. Acá no hay ganadores “chiquitos“, acá nos hay pactos ni nada que acordar. Acá solo está la “vereda del medio“. Ustedes deciden por donde deben caminar. Su futuro político está en juego.

Tristemente, entre la bibliografía a la que accedimos para elaborar este informe, nos dimos nuevamente con la edulcorada visión que muestra sobre estos asuntos el principal diario tucumano cuya frase y canción conocemos todos y cuya adaptación debiera ser: “Si era verdad, lo decía la gaceta“. Vayan buscando otra música muchachos. Son una sucursal más del multimedio…

Comunicado de prensa de la Cámara Argentina de Alcoholes

 

Esta medida es un golpe brutal al sector productor de biocombustible con origen caña de azúcar.

Este sector genera 50.000 empleos directos y 200.000 indirectos en el Noroeste argentino, lo que lo hace el sector privado más importante de Tucumán, Salta y Jujuy, en una producción regional con alto valor agregado y tecnología de última generación.

La citada decisión atenta contra el principio de seguridad jurídica, dado que las empresas bioetanoleras y azucareras realizaron inversiones sobre la base de un escenario previsto en la Ley hasta el 2021, y en cuestión de horas ese escenario cambió por una decisión inconsulta del Ministerio de Energía.

El bajo nivel de inversión -especialmente en proyectos con valor agregado- es un problema recurrente en el Noroeste argentino, y esta decisión reforzará ese estado de cosas.

Lamentablemente, esta modificación unilateral en las condiciones de venta de bioetanol a las empresas petroleras, también supone una contradicción con el objetivo del Plan Belgrano que el gobierno sostiene desde su inicio y que supuestamente busca “saldar la deuda histórica que la Argentina tiene con las 10 provincias del norte y su gente”. La baja en el precio del bioetanol generará pérdidas millonarias al NOA, que se trasladarán a los más de 6.000 cañeros, proveedores, contratistas, trabajadores y a todas las actividades económicas relacionadas con este industria señera incluyendo a los Estados Provinciales.

La producción de bioetanol permite sustituir importaciones de combustible fósil -por lo cual tiene un impacto beneficioso en la balanza comercial de la Argentina- y genera un beneficio  ambiental por su carácter de combustible “verde” y renovable. El dialogo y el gradualismo que el gobierno mantiene como banderas para sus reformas estructurales no se han aplicado en el caso del bioetanol, el cual se ve perjudicado de  un día para el otro y sin margen para la menor adaptación al escenario impuesto. El ajuste de la economía de nuestro país no debe hacerse con un recorte brutal de ingresos para la economía regional más importante del Noroeste argentino, región que siempre fue postergada en la mesa de las decisiones y con esta medida lo sigue siendo.

No queremos que se repita la tremenda situación del año 1.966 cuando cientos de miles de trabajadores de la actividad azucarera dejaron sus provincias para engrosar el cinturón pobre de la ciudad de Buenos Aires.

Solicitamos la urgente reconsideración de esta medida y que se nos convoque a un dialogo para encontrar una solución que complete los intereses de todos los involucrados.

Jorge Alberto Rocchia Ferro
Vicepresidente

Cámara Argentina de Alcoholes

 

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios