¡DIALIZADOS! El extraño Convenio entre el Intendente Mariano Campero y la multinacional dializadora más grande del mundo. ¿Todo por un ecógrafo?

dialysis

¿Otra vez el Carrillo? ¡Sí, otra vez! El Diario en Tucumán ya había anticipado el tema en una nota exclusiva, bajo el título “¿Donación o Préstamo? Un Convenio en Yerba Buena bajo cuatro llaves” (Click en letra azul para acceder a la nota).
Hoy les presentamos, también en exclusiva, el contenido total del Convenio firmado entre la Dializadora multinacional más grande del mundo, Fresenius Medical Care y la Municipalidad de Yerba Buena

El intendente cree ser el dueño del municipio y firma convenios sin cumplir con la obligación de que estos deben ser autorizados previamente por el Concejo Deliberante, según el artículo 25, inciso 22, de la Ley Orgánica de Municipalidades” (La Gaceta. Declaraciones del entonces Concejal Mariano Campero – 15 de diciembre del 2012)

Reseña del caso

A saber. Este convenio firmado entre el intendente Mariano Campero, su secretario de salud y la dializadora Fresenius, no llegó al Concejo Deliberante para su aprobación, tal como lo exige la Ley Orgánica de Municipalidades. No obstante el convenio está en vigencia y básicamente consiste en una suerte “préstamo” de la empresa Fresenius, de un ecógrafo al Centro Asistencial Ramón Carrillo.

¿Bajo qué condiciones? De esto es lo que vamos a hablar…

El 08 de agosto de 2017, la intendencia anunciaba “con bombos y platillos” la siguiente noticia:

  • El intendente Mariano Campero se reunió junto al Secretario de Salud, Luis Baricco, el Doctor Juan Carlos Santos y autoridades de laboratorio ‘Freseniuns’  (sic) Medical Care con el objetivo de firmar un convenio que permitirá brindar al vecino un servicio de ecografías renales e incorporar nuevos estudios dentro del área ginecológica, obstétricas, urológica y de ecografía en general“.
  • “Este convenio es entre Fresenius Medical Careque es la empresa más grande del mundo en tratamientos de diálisis y de prevención de enfermedades renales y la Municipalidad de Yerba Buena. El convenio se gestó con el Doctor Luis Bariccoque es el Secretario de Salud y que ‘con el cual se ha desarrollado todo ya hace algún tiempo’”. (¿…?)

¡Bien! El 1º de noviembre de 2017, nos comunicamos con el secretario de salud municipal, Dr. Luis Baricco, con el objeto de solicitarle que nos proveyese una copia del convenio rubricado por él, el intendente Campero y autoridades de la empresa dializadora. En el marco de la charla, el Dr. Baricco nos ofreció la posibilidad de otorgarnos “15 minutos” para una entrevista al día siguiente (no más porque tenía una reunión, ese y el día siguiente y otros más) y acotó ante nuestro requerimiento de una copia del Convenio:”Si quiere puede presentarme por Mesa de Entradas una solicitud para que yo le tramite la provisión de la copia“, a la postre, un documento público que debiera ser de libre provisión para cualquier vecino y más aún para un medio de comunicación.

Destacamos la amabilidad del Dr. Baricco, con quien intercambiamos mensajes por WhatsApp y que por una cuestión de respeto hacia él como a toda fuente de información, no serán reproducidos en esta nota.

Desde El Diario en Tucumán consideramos que esos “15 minutos” eran absurdamente escasos y que el documento en cuestión debía ser provisto por el área de prensa. ¡Pues nos equivocamos! Tuvimos que acceder a ella por otros medios que los periodistas utilizamos cuando se nos dificulta el ejercicio del derecho constitucional al LIBRE ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA.

EL CONVENIO

Página 1 

En esta parte del documento, lo importante es destacar que el eufemismo “ACUERDO“, del que habla sinuosamente a lo largo del mismo, no es otra cosa que un “CONVENIO” y como tal debe ser refrendado por el Concejo Deliberante. Ignoramos el motivo por el que se elude la parabra “Convenio“, cuando a todas luces es eso y no otra cosa. El “Acuerdo“, como tal, no figura como elemento administrativo-jurídico en la Ley Orgánica de Municipalidades.

La alusión a la que hace el documento, referida a que las partes tienen interés en llevar a cabo un proyecto que tenga “beneficios económicos” -entre otros- no llama la atención sino en la medida en que avanza el contenido de dicho Convenio.

Respecto a que la dializadora Fresenius se compromete a implementar un supuesto programa llamado “CKD” (Cronic Kidney Disease), llama la atención por dos motivos:

  1. Cronic Kidney Disease, no significa otra cosa que Enfermedad Renal Crónica escrita pésimamente en inglés (debe escribirse “Chronic Kidney Disease“) por lo cual -si traducimos literalmente, debe considerarse que Fresenius implementará el “Programa Enfermedad Renal Crónica“. Extrañamente el programa se llamaría tal cual la enfermedad.
  2. Esto sí que nos confunde, ya que la web de Fresenius Medical Care (Nacional e internacional) no reporta la existencia de ningún programa denominado de tal manera, ni por sus iniciales, ni por su nombre completo.

Página 2 

En esta hoja del Convenio se destaca lo siguiente:

  1. La creación de “EL CONSULTORIO“. Casi como una especie de “entidad“, “El Consultorio“, va más allá de un espacio físico, ya que este Convenio le otorga un rango especial en donde suceden cosas bajo un régimen legal distinto al resto de cualquier consultorio de otra especialidad en un ámbito de salud público, no privado ni mixto.
  2. Llama poderosamente la atención que la empresa dializadora más grande del mundo detalle en un convenio que “El Centro de Salud” (El Carrillo) “Tomará a su costo el consumo de agua, luz, gas y la disposición de residuos del ‘Consultorio’ “. ¡Migajas!
  3. Fresenius desarrollará un programa que llama “CKD” y que no existe en su página web. No obstante lo que más le interesa es el relevamiento que realizará sobre los pacientes, y sus familiares; objeto y objetivo de su real interés. ¡Clientes!

Página 3 

  1. Los profesionales nefrólogos de Fresenius atenderán los Martes y Jueves, de     hs. 14.00 a hs. 16.00; o sea cuatro horas a la semana. ¿…?
  2. Lo tuyo es tuyo y lo mío es mio…” Acá vemos muy claramente el destino de este no tan sofisticado aparato médico. “Fresenius utilizará el Doppler para hacer una revisión de los accesos vasculares a sus pacientes” y El Carrillo, “para hacer ecografías ginecológicas y obstetricias” O sea, cada cuál a su asunto… El objeto de este “préstamo” deja de lado la posibilidad de su requerimiento y uso en ecografías prostáticas, estomacales, de bazo, hígado, vejiga, intestinos, parótidas, vesícula, testicular, etc. ¡Esto se trata de RIÑONES! ¿Quedó claro? 
  3. La dializadora podrá hacer uso del aparato para entre 45 a 55 estudios PROPIOS (Clientes) por mes, o sea, que habitualmente asistan a sus centros de diálisis. 
  4. Este párrafo, es sin dudas totalmente sorprendente. Dice en una de sus partes: “En caso de que la dializadora requiera efectuar más de 55 estudios Eco Doppler por mes, el Carrillo deberá practicarlos y facturará al valor del 50% de lo que tiene estipulado para tal prestación el Instituto de Previsión y Seguridad Social de tucumán, abone para dicha prestación“¿Bajo qué norma se prevé que una empresa, mediante un convenio, diga que El Carrillo debe “facturar“? Además de ello ¿En qué se basa la cantidad señalada de estudios tomados como referencia para hacerlo? ¿A manos de quién va el dinero resultante de dicha facturación?
  5. ¿El Carrillo debe afrontar bajo su presupuesto, los costos de mantenimiento y reparación del Eco Doppler, “prestado“? Bajo qué imputación presupuestaria y bajo qué marco legal, El Carrillo o la Municipalidad puede gastar dinero de los vecinos en reparar o mantener un equipo de una empresa (reiteramos) multinacional?

Página 4 

  1. En esta parte del Convenio queda muy claro de que se trata de un “préstamo” del Eco Doppler por parte de la empresa o más bien un “auto préstamo“, ya que luego de finalizar su cometido, la empresa retira el mismo.
  2. La CONFIDENCIALIDAD ¿Por qué debiera existir algún tipo de confidencialidad en el préstamo de cualquier aparatología médica? ¿Qué encierra y qué implica esa confidencialidad?
    La siguiente es la Ley a la que hace alusión: Ley 24.766  (Click en letra azul para acceder)
  3. Creemos pertinente prestar atención a cada uno de los renglones de este párrafo que parece a todas luces insólito si pensamos que, desde los directivos y personal del Centro Asistencial Ramón Carrillo, hasta cada uno de los funcionarios y administrativos que intervienen directa o indirectamente en cada estudio o cada instrumento legal que emane del funcionamiento e implementación de este “programa fantasma“, que no existe para la propia multinacional Fresenius Medical Care.
  4. Incluyendo sin limitaciones secretos comerciales” “…operaciones financieras, administrativas, comerciales…” ¿Cuáles? ¿Reguladas por qué normas? ¿Restringidas en el acceso libre al vecino bajo qué concepto?

Página 5 

 

  1. Fresenius Medical Care, podrá ceder total o parcialmente la prestación de servicios a cualquiera de sus empresas vinculadas…” Esto solo con “comunicarlo fehacientemente“. “Empresas vinculadas“; en el caso de una multinacional, podría implicar cualquier rubro en cualquier relación contractual o de hecho para con la empresa, ni siquiera se indica de qué empresas se trata ni cuales son las competencias de las mismas. Este ítem, deja abierta a la “tercerización” del servicio literalmente a cualquiera.
  2.  Por último destacamos la frase impresa “CONVENIO DE COLABORACIÓN“, lo que deja muy claro de que se trata de un “CONVENIO” y no un “ACUERDO” como titula al inicio del documento.
    Este status, obliga (tal como el texto en donde se cita el articulado de la Ley Orgánica de Municipalidades, que el mismo actual Intendente, Mariano Campero -entonces Concejal- exigía a su predecesor) a que este Convenio sea rubricado por el Concejo Deliberante. Por tal motivo, no siendo así, su vigencia en todos sus alcances, es nula de nulidad absoluta.

El Diario en Tucumán tuvo que realizar una exhaustiva investigación periodística, para poder acceder a este documento y a los datos ciertos que volcamos en la misma. Creemos que no se trata de un simple préstamo de  aparatología médica.

Creemos que la empresa multinacional montó un “Consultorio propio” dentro del ámbito del Centro Asistencial Ramón Carrillo, con el objeto (de mínima) de contar con un relevamiento de los posibles CLIENTES de su empresa y de la atención de sus propios pacientes.

Este Convenio, adolece de omisiones y especificaciones legales y contables que regulen y avalen su supuesto cometido. Es más, no dudamos que la imperfección de este convenio, obliga a la realización de un contrato con todo tipo de detalles que no vemos volcados en este documento. De ser así, creemos que debe ser puesto en conocimiento y consideración de inmediato. ¡Claro…, si la CLÁUSULA DE CONFIDENCIALIDAD así lo permite!

Este es el precio del Eco Doppler, que pudimos obtener en el exterior. Nos parece que no es un monto considerable para el presupuesto de un municipio como Yerba Buena.

El Intendente Mariano Campero y la empresa Fresenius Medical Care, tienen a disposición nuestro medio, a fines de ampliar, aclarar, rebatir, desmentir, cualquier concepto vertido en esta nota.

El Diario en Tucumán solo pone a disposición del vecino de Yerba Buena, un extenso artículo documentado,  en el que hemos dado a conocer un acto de gobierno sobre el que los vecinos del municipio no fueron informados. Nosotros hicimos letra por letra, aquello que la Intendencia de Mariano Campero obvió comunicar a los ciudadanos de Yerba Buena y a los medios de comunicación.

Los funcionarios de esta gestión poseen el número de teléfono de la Dirección de El Diario en Tucumán.

La empresa Fresenius Medical Care, puede escribirnos a:

Correo electrónico: eldiarioentucuman@gmail.com 

Fanpage: https://www.facebook.com/Eldiarioentucuman/

Contacto: http://www.eldiarioentucuman.com.ar/contacto/

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios