“DESESPERANZA MÍA “Lali Espósito pidió a Mauricio Macri por el “ABORTO LEGAL YA”

Mauricio Macri se embarcó en una nave sin vela, sin motor y con una carga muy pesada, en medio de la tormenta. Ya sea por intentar lograr que la gente vuelque su atención hacia otros temas alejados de las tarifas, la inflación, la desocupación y otros que le producen dolores de cabeza.

El presidente Macri, dio el visto bueno para que el debate sobre el ABORTO se dirima en el Congreso de la Nación; algo que la misma expresidente Cristina Fernández de Kirchner, evitó cuantas veces pudo, a pesar de las presiones de los distintos sectores que promueven esta iniciativa.

La estrategia de Durán Barba es absolutamente clara, tanto así, que pareciera jugar con marionetas y gozar adelantando sus movimientos en cada entrevista de la que participa. El tema en cuestión es “distraer” permanentemente a los argentinos cuando surgen descontentos y cortocircuitos, o cuando las cosas simplemente salen mal.

Así es que ya nadie recuerda a los 44 submarinistas que murieron en el Ara San Juan; porque aunque no hubo duelo nacional, ni banderas a media asta, ni reconocimiento alguno; los 44 submarinistas están muertos. ¡Sí, están muertos y encima desaparecidos! Es una tragedia, pero en el mundo macrista y de manera unívoca, solo se habla de lo que se da la orden de hablar. 

La fantasía, el negacionismo y el pensamiento, mágico son la médula de la columna dialéctica de la dupla, Mauricio Macri-Durán Barba.

Las cosas que pasan…, para ellos “no pasan“; todo esto mientras “no suceden“,  cosas que para ambos “sí suceden“. Un modo realmente extraño de entender la política, la gestión pública y la realidad. Todo se nutre y se centra en situaciones mensurables y pasibles de ser encuestadas.

El “Manual Macrista Ilustrado” concentra todo lo negativo en el pasado y todo lo positivo en el futuro; nunca en el presente. Este último -para el presidente de la Nación- pareciera ser algo totalmente secundario, una simple contingencia, casi una suerte de “obstáculo” mientras camina “con paso firme” hacia un futuro venturoso que él jura avizorar, aunque sea tan difícil de percibir para el resto de los mortales, tan fantasiosa y etérea como la inexistente multitud a la que saluda con un brazo en alto, desde la puerta del Congreso de la Nación, en la inauguración del ciclo de sesiones ordinarias. Insólita fotografía, que en algún momento, adquirirá el status de “histórica”.

El presidente Mauricio Macri y una foto “histórica”

Con el mismo desparpajo e irresponsabilidad y con consecuencias imprevisibles, lanza como una “presa ensangrentada” a la “jaula de leones hambrientos“, un tema tan sensible como el del ABORTO; como si la brecha en grieta existente entre los argentinos, no fuese suficiente.

 

Suena tragicómico escuchar al locutor de la TV Pública, decir: “… porque Peña ayer se reunió con los principales legisladores de…eh, Cambiemos y donde señalaron que el gobierno impulsa el tratamiento de la ley a favor del aborto…” “Esto no quiere decir que Marcos Peña o Mauricio Macri estén a favor del ABORTO,  ellos están en contra y la mayoría de los diputados de Cambiemos también está en contra, pero han señalado en la jornada de ayer que este es un tema a discutir en el parlamento nacional...” (¿?)

No obstante, el presidente Mauricio Macri instaló en la agenda pública, política y mediática, la inclusión de la DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO en el Congreso de la Nación. Tal vez alguna de las tantas encuestas por las que se guía, indicó que debía abordar el tema durante su discurso de apertura de sesiones ordinarias, y así lo hizo.

Sin dudas que esta verdadera “dinamita” cuya mecha encendió el mismo presidente, tiene la intención de sumar a los sectores llamados “progresistas“, habida cuenta de la pérdida de imagen positiva y el desgaste que viene sufriendo y que ya inquieta a propios y extraños, a solo un puñado de meses de su rotundo éxito  en las legislativas de 2017.

Macri y sus asesores parecieran ignorar o no comprender que sobre este tema existe una grieta profunda en donde más que ganar, tiene mucho que perder. Los sectores ligados a organizaciones que promueven el ABORTO, difícilmente vuelquen su “afecto” hacia el presidente, mientras los sectores que se oponen firmemente a esta práctica, sufren una desesperanza más, sobre las expectativas que tenían de la gestión macrista.

¿El tema está instalado? La respuesta es contundente ¡Sí, lograron instalarlo! No obstante, ni haciendo futurología ni contando votos a favor o en contra, podrán frenar la verdadera “bola de nieve” que echaron a andar.

El presidente manifiesta que “en lo personal” no está de acuerdo con el ABORTO, pero cuela en la agenda política un tema al cual la misma Cristina Fernández de Kirchner  le “bajó el dedo“, cada vez que algún proyecto asomó en el Congreso de la Nación durante su mandato.

Algunos de los efectos ya se están haciendo sentir. Lali Espósito, una conocida actríz y cantante que actúa como “Influencer” (persona o personaje que por su alcance mediático incide sobre la opinión pública) se dirigió directamente al presidente Macri por Twetter, exigiendo  #AbortoLegalYA.

El pedido de esta muchacha que es referente de muchísimos niños, jóvenes y adolescentes, genera una presión extra que ni Cambiemos ni Macri, ni los argentinos, necesitan en estos momentos.

Lali Espósito personifica a “Esperanza”, en la exitosa novela juvenil; una joven que se hace pasar por novicia y que se enamora de un sacerdote.

Pues dejando por esta vez la fantasía y la religión de lado, Mauricio Macri puede llegar a cosechar mucha “Desesperanza” entre lo que podría llamarse su “voto natural“.

La cantidad y variedad de temas que se instalan en la agenda política y mediática, en vez de solapar los desaciertos, produjo en realidad una suerte de sumatoria, que impacta en el electorado de forma negativa para el gobierno.

La pregunta obligada es si Macri y sus asesores tomaron debida cuenta de que este tema suma adeptos a los coros que repiten de manera contagiosa y viral, una melodía imparable que encarna el descontento de muchos argentinos.

El tiempo dirá si la melodía acompañada con el insultante reduccionismo visceral (MMLPQTP) que casi invita a ser cantado y que vibra en muchos de los estadios deportivos, recitales, subtes, tuvo un efecto multiplicador al trasladarse y replicarse en la  verdadera “arma letal” de estos tiempos. Los celulares.

A la dupla Macri-Durán Barba, le acaban de robar su preciada “varita mágica”. Por primera vez, el presidente de los argentinos está siendo derrotado en su propio campo con su propia arma, la comunicación direccionada. Mientras tanto, parte del pueblo argentino, salta hambrienta sobre su presa, reclamando “sangre inocente“.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios