Cuando un amigo se va… (¿Amigo?) Deserciones en “El Mejor Equipo de los Últimos 50 Años”

Boleta_01

Ningún niño envió un dibujito. Nadie hizo un video pidiendo sus regresos. Ninguna lágrima rodó por las mejillas de los argentinos. Es que el fútbol y la política tienen ese “no se qué…”, pero también tienen ese “no se hasta cuando…” Esta vez no fue Messi, ni Mascherano, ni siquiera el “pecho frío” de Riquelme. Esta renuncia (y otras) calaron hondo en el Gobierno Nacional. 

La renuncia de la Canciller Susana Malcorra, no viene más que a aportar zozobra en el gabinete del Presidente Macri, nada menos que en un año electoral. Las versiones cruzadas sobre el tema y los “motivos personales“, son moneda corriente en estos casos. Especulaciones, hartazgos, ambiciones personales y excusas poco creíbles, en un gobierno que lleva apenas un año y medio.
Se habló en este caso sobre la salud del marido de Malcorra. Ni siquiera los “876periodistas voceros abocados a tirar la data “más recientemente sacada del horno”, se pusieron de acuerdo. A la enfermedad de su marido, le respondieron otros que Malcorra habría especulado aceptando su cargo solo como un escalón hacia la cúpula de la ONU, que el mismísimo Macri postuló. Otros hablan de nuevo de “inconsistencias entre funcionarios por el financiamiento de una mega obra en los ferrocarriles, que nos conectarían con el Pacífico”.
¡En fin…! ¿Se fue…? ¡Se fue!
Ahora, los médicos, cuando no pueden ponerle un nombre a una enfermedad, hablan de Síndrome o Sindrome. Pareciera pues, que en el “limado” gabinete de Macri hay un verdadero conjunto de síndormes. Tironeos en donde no existe la “zancadilla” común, pero sí el “tackle francés“. El resultado, al fin y al cabo es que alguien se cae de “bruces“. “Jeta” para los norteños.

Desde El Diario en Tucumán, tratamos de traducirte ese idioma que parece casi de “programación de computadoras” en que se ha convertido la política mientras vos te acomodás para parar la olla y pagar las cuentas. ¿Te da lo mismo no? ¡Sí, lo sabemos, pero esto es así!
Vamos al grano entonces y vos sacá tus propias conclusiones.

Libro de Asistencias 

 – ¿Malcorra Susana…? Ex Ministro de Relaciones Exteriores.

– ¡Ausente Profesor!

– ¿Alfonso Prat Gay…? Ex Ministro de Economía.

– ¡Ausente Profesor!

– ¿Martín Lousteau…? Ex Embajador en los EEUU

– ¡Candidato Traidor Ausente Profesor!

– ¿Miguel Del Sel…? Ex Embajador Argentino en Panamá

– ¡De joda Profesor!

– ¿Carlos Melconián…? Ex Presidente del Banco de la Nación.

– ¡Ausente Profesor!

– ¿Carlos Regazzoni…? Ex Director Ejecutivo del PAMI

– ¡Ausente Profesor!

– ¿Isela Constantini…? Ex Presidente de Aerolineas Argentinas

– ¡Voló Profesor!

– ¿Nestor Abel Pérez Baliño? Ex Vice Ministro de Salud

– ¡Se llamaba NÉSTOR Profesor!

– ¿Daniel Chaín…? Ex Secretario de Obras Públicas

– ¡Se llamaba DANIEL Profesor!

– ¿José Cano…? Titular del Plan Belgrano

  ¡¿José Cano…?! Responsable del Plan Belgrano

  ¡¡¿José Cano…?!! Ministro Denunciado del Plan Belgrano

– ¡ 그것은 한국 교수에 ! (¡Está en Corea del Sur Profesor!) (Traducido en Google)

En en fútbol y en la política, siempre se compara pero no siempre se extraña. ¿Alguien recordará dos o tres acciones positivas que dejaran estos referentes del “mejor equipo de los últimos 50 años“?
En el fútbol, tanto como en la política, surgen problemas cuando se constituyen “camarillas” que comienzan a influir sobre quien comanda el “equipo“. A veces se van los mejores y otras veces los peores. Pareciera una coincidencia, pero en ambos casos los “mundiales” se juegan cada cuatro años.
El único problema es que en el fútbol, se puede cambiar de técnico en la mitad del campeonato y sin mayores consecuencias, en cambio en la política… ¡Nada, no dije NADA!

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios