Concejales justicialistas de Yerba Buena ¿Saltan el charco? ¿Muere un acuerdo y nace otro?

Tal como siempre decimos, en nuestra Yerba Buena querida, solo se ve lo que nos dejan ver. Es así que las moles de cemento cada vez nos tapan más el cerro y para poder verlo prácticamente tenemos que llegar hasta el pedemonte.

Así pasa con determinados temas, hay que acercarse tanto a ellos hasta que lo invisible se haga visible y lo obvio deje pasar la luz de la verdad.

Para enterarse “qué onda…” -como dicen  los chicos- hay que mirar lo que otros no miran, escuchar lo que otros no escuchan e ignorar la mayoría de lo que nos dicen que  es importante o digno de destacar.

Como ya es sabido por todos y repetido hasta el hartazgo, el Intendente Mariano Campero se quedó tempranamente sin aliados en el Concejo Deliberante y me atrevería a decir que algunos de sus aliados solo están a su lado porque consideran “impopular” no estarlo; sencillamente se dejan llevar por la corriente.

En esta situación estarían, Rojas, Macome, Jantus y el “Concejal Fantasma” (Un ciudadano apellido Aranda, que se “autopercibe” concejal pero un grupo de opositores no creen que pueda serlo por una supuesta inhabilidad moral, al haber sido denunciado por supuestamente realizar cobros indebidos de tasas a comerciantes y feriantes a título personal. Esta situación se encuentra en manos de la justicia a la espera de su resolución. Situación anómala si las hay.

Por otro lado se encuentra un frente, que actuó de hecho como tal hasta el momento y que se fue construyendo lentamente a partir de consensos.

Lo conforman, el actual Presidente del Concejo (mandato concluído) Benjamín Zelaya y García (UCR), Albornoz Piossek (PRO Disidente), Cerúsico (Partido vecinal Por Yerba Buena, hoy PRO Disidente) y por último la dupla peronista,  Aráoz y Aguirre. *Dije Peronista, no Justicialista (Esto lo explicaremos más tarde).

Sobre Pesos, mentiras y acuerdos

En la última reunión de Labor Parlamentaria (define los temas que serán llevados a Sesión) convocada para el Martes 21 pasado, comenzó con normalidad casi monotónica a las 17 horas,  todo parecía transcurrir de manera, diría…, aburrida.

Poco a poco se fueron acomodando los concejales “camperistas”, Macome y Jantus; y los opositores, Aguirre, Araoz, Albornoz Piossek, García, Cerúsico y Zelaya. Con parsimonia cada cual fue acomodando sus papeles, algunos con muchos “deberes para la casa“, otros “mirando los deberes del compañero de al lado” mientras llegaban los consabidos café y vasos de soda para todos.

Temas varios a tratar… Relevantes a esta altura del partido, por decir “relevantes…”, un Proyecto que otorga beneficios a los Héroes de Malvinas que sean vecinos de Yerba Buena. Nunca será suficiente reconocimiento. ¡Aplauso por la iniciativa!

¿Vamos al punto?

La reunión ya prácticamente cerraba con la misma dinámica con la que empezó, pero cuando alguno que otro distaído se acomodaba para levantarse de su banca, el concejal Walter “Kabuby” Aráoz, que preside la Comisión de Hacienda, propuso -ante el asombro de algunos y las miradas bajas de otros:

– “¿Qué tal si llevamos el proyecto de presupuesto al recinto?”. 

– ¡Ejem…! Concejal, no todos tienen conocimiento del contenido de ese proyecto, además creo que acordamos que todavía faltaba “pulir” algunos temas, dijo casi imperceptiblemente uno de los aliados a Aráoz.

– “Bueno, en realidad ya he trabajado sobre algunas correcciones y creo que está para que pueda ir al recinto y finalmente ser tratado” Expuso Aráoz.

– “Estoy de acuerdo” Expuso Héctor “Pilón” Aguirre.

–  Mñadnjf pryectosen condoaadaroz, dijo Javier Jantus

– ¿Se siente bien concejal? Dijo el mozo

Los demás asistentes se miraban sin entender qué pasaba, en algunos casos o entendiendo demasiado en otros. Lo que sí, de mirar a los ojos. ¡Ni hablemos…!

Silencio…

¿Alguien sabe cuando carajo se hizo la última verificación del matafuegos de la Sala de Sesiones? Dijo alguien para aflojar…

– ¡NO TENGO LA MÁS PUTA IDEA!. Respondió otro de malhumor.

– ¿Y la salida de emergencia del Salón?

– ¡Ah… Sos muuy!

– ¡Pero si no tiene luz y las puertas se abren para adentro…!

–  Mñadnjf pryectosen condoaadaroz, repitió el concejal Javier Jantus

– Concejal ¿Puede decirlo más claramente por favor? Pidió Zelaya

Que nosotros…, o sea…, la Intendencia, va a apoyar…,  el proyecto del concejal…, del concejal Aráoz. Si, eso…El proyecto de la Intendencia tenía demasiadas improlijidades(¡…!) 

Las miradas iban, venían, las cabezas bajaban, subían. Situación incómoda a morir…

Solo faltaba quien labre el Acta de Defunción de un acuerdo que llevaba casi dos años y obviamente se gestaba otro tipo de acuerdo.

Pero como en el fútbol. “Los partidos no terminan hasta que terminan” De no ser así Lanús no estaría jugando la Final de la “Libertadores” y sí River.

Casi al levantarse -la ahora desgastante y estresante reunión de Comisión Parlamentaria- y listos para llevar al recinto un proyecto “consensuado” entre la Intendencia de Cambiemos y dos Concejales Peronistas o del PJ (¿?), el concejal Zelaya, sacó un As bajo la manga; un presupuesto “manufacturado” en el garage de su casa y solicitó -que existiendo dos proyectos- se remitan los mismos a la Comisión de Hacienda para su tratamiento.

Se miraron todos en silencio. Alguien murmuró “de acuerdo”, y a hs. 19.30, salían por la puerta –sin señal de salida de emergencia- del Salón de Sesiones del HCD de Yerba Buena.

Volviendo al fútbol, son esos casos en que la tribuna grita ¡Uhhh!

¿Epílogo?

Lo apasionante de esto, para aquellos que gustamos de observar este juego de Ajedrez, son las variables que se manejan, ya que muchos saltan como caballos, de peones a alfiles y torres soñando ser reyes. Hasta que es muy tarde y no se dan cuenta que el juego que estaban jugando realmente, era el archi-super-ultra-famoso “Ludo“, en donde en una sola tirada, uno retrocede varios pasos y queda como la rima que surge del nombre del juego.

En el momento en que se escribe esta nota, se recibe un comunicado de prensa por otro medio, que exige y denuncia al Presidente del Concejo Deliberante de Yerba Buena, Benjamín Zelaya por no llamar a elecciones; firmada por CINCO concejales.

El que sepa sumar y sepa que eran TRES los oficialistas…, busque donde quiera los otros dos. Recordemos además que el Jueves pasado (hace una semana) hubo sesión y el el del Presupuesto no se habló ni una palabra, mucho menos de la sucesión en la presidencia.

La realidad es que Héctor “Pilón” Aguirre quiere la presidencia del Concejo Deliberante y en vez de pedir apoyo en sus aliados de estos dos últimos años, acudió a…, donde acudió.

Recordemos además que Aguirre, que fue funcionario de Toledo, renunció para trabajar con Ruiz Olivares, salió concejal bajo su manto, luego renunció a sus filas para declararse “Jaldista“; siempre tuvo su “corazoncito” en Cambiemos, a su vez Walter “kabuby” Aráoz, siempre tuvo su corazón “Cristinista” y nunca lo ocultó.

Ahora. ¿Cómo se conjuga esto con una eventual alianza estratégica con Campero?

Siendo totalmente bien pensado, uno debe decir que al menos se optó por el cortoplacismo y se tiró a la basura una alianza estratégica que funcionaba como “reloj suizo” ¿Va a estampar el concejal, la firma al lado de quien maltrató a miembros de su familia? No se entiende.

En el ambiente político de Yerba Buena, se descuenta que una alianza está rota y su sello también, pero quienes tenemos algo de experiencia en esto, sabemos que siempre hay un “teléfono rojo” y no se sabe si esto tiene el “aval” de más arriba, o solo se trata de “travesuras de verano“.

Al principio de la nota mencionaba a ambos concejales como Peronistas o Justicialistas, porque “peronista” es cualquiera, pero PJ, lo que se dice PJ, eso ya es otro cantar.

Los libres pensadores no son bien recibidos en la política, son considerados peligrosos cuando no poco confiables.
Si algo sabe un peronista de buena cepa es que todo tiene una consecuencia.
En Yerba Buena, no solo se habla de la ruptura de una frente estratégico, se dice que que ambos concejales pasaron a ser los “referentes del Kirchnerismo en la localidad“.

Eso sí que no se entiende. Este columnista no llega a tanto.
Uno solo se pregunta.

¿Cuál afiche prevalecerá?

 

 

 

 

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios