Con el lanzamiento de la alianza KAMBIEMOS, el peronismo de Yerba Buena está en pie de guerra (Audios exclusivos)

El anuncio de la candidatura a intendente del actual concejal Walter “Kabuby” Aráoz, secundado por el concejal Héctor “Pilón” Aguirre (quien buscará la reelección) en Yerba Buena, dejó perplejos a propios y ajenos al peronismo en esa localidad. La molestia se hizo sentir en grupos de WhatsApp, Facebook, pero sobre todo en el ambiente político de la dirigencia del PJ en la localidad.

Así se manifestaron representantes del partido Acción Regional, dejando traslucir su descontento con la decisión de dividir al peronismo en Yerba Buena. (AUDIOS EXCLUSIVOS)

A pesar de ello, la contienda por la intendencia marca una clara polarización entre Mariano Campero (actual intendente) y Bernardo Racedo Aragón, quien en 2015 estuvo a un paso de acceder a ese cargo. Sin embargo, no se descarta algún “tapado” que podría salir al ruedo por la “platabanda del medio” de la Avenida Aconquija.

Cuando Más es menos

Resultado de las elecciones a Intendente en 2015

Acaso animado una de las tantas “consultoras delivery” , con sus encuestas bipolares en mano, o por algunos integrantes de su entorno político que pretenden asegurar un sitio -gane quien gane- (nos referimos al actual gobernador Juan Manzur o el ex gobernador Alperovich) en el próximo gobierno; al gobernador le vendieron “espejitos de colores” y no atinó al “precio justo” de quienes se lanzaron a dividir al peronismo en Yerba Buena.

Vale tener en cuenta que el novel candidato a intendente de este sector del peronismo, “Kabuby” Aráoz, ingresó en el último lugar al Concejo Deliberante de esa ciudad, de la mano con el dirigente Sisto Terán (candidato a intendente en 2015) y quien lo precede en su doble candidatura, “Pilón” Aguirre (ingresó gracias al envión recibido por los votantes de Racedo Aragón) a pesar de la diferencia sustancial de votos obtenidos por Aguirre en relación a Racedo. Nota aparte merece la no obtención de bancas por parte de la llamada “lista oficial“.

Si algo está claro, es que la única discusión real dentro del justicialismo, es si la dirigencia opta por la dupla Manzur-Jaldo o por la de Alperovich-Mirkin; los intendentes suman si ganan y restan si pierden, en esta elección no se cuentan los votos “de a poquito”. Es entonces que el mensaje a la dirigencia de Yerba Buena debe ser absolutamente claro. El peronismo de la ciudad jardín quiere recuperar la intendencia en manos de Kambiemos y detecta en Bernardo Racedo Aragón, el antídoto para aplicar al proyecto macrista en ese municipio.

Desde El Diario en Tucumán, habíamos afirmado que la poco ortodoxa alianza que conformaron los dos concejales (Aráoz y Aguirre) con el intendente Mariano Campero a fines de 2017, no figuraba dentro de los manuales de la política y menos todavía del justicialismo. También dijimos que en el peronismo esta actitud tiene un solo nombre: Traición.

A esta conjunción entre los dos concejales y Mariano Campero, es la que denominamos KAMBIEMOS en 2017 desde El Diario en Tucumán, nombre que adoptaron los lectores que los mencionan en los grupos de Facebook de Yerba Buena.

LLama la atención que a 76 días de la elección, la dupla de los actuales concejales, no hayan roto su “alianza estratégica” con el intendente (que representa a la candidata opositora en la provincia) Silvia Elías de Pérez en el frente que dieron a luz y bautizado “Vamos Tucumán“, que pudo parir el macrismo por estos lares; claro que sin los sellos de “papáPRO ni de “mamá”  UCR .

Alineando los planetas, el ex gobernador José Alperovich sacó del medio al ex intendente Daniel Toledo de la puja por la intendencia de Yerba Buena y lo colocó en el segundo y cómodo lugar, detrás de su hija Sarita en la lista a legisladores por el Oeste. Alperovich eligió como candidato a -un hasta ahora- desconocido militante llamado Luis Farina, que al menos hasta 2016, era funcionario del Alfaro en la Municipalidad de San Miguel de tucumán; todo un hallazgo…

 

Luis Farina, candidato a intendente del alperovichismo en Yerba Buena y funcionario hasta al menos 2016 del alfarismo en SMT.

Así las cosas, el peronismo yerbabuenense y sus simpatizantes, observaron un panorama claro hacia una polarización entre Racedo Aragón y Campero. Siendo obvio que en este juego, quien resulte ganador, es quien arrastra votos hacia arriba y hacia abajo. O sea, suma a la fórmula gobernador-vice y suma a los concejales.

El gobernador Juan Manzur, al minar esa polarización pone en riesgo su posibilidad de cosechar votos para sí con sectores que en la elección de 2015 votó inclusive a Mariano Campero. En esta elección se vota a ganador…

Ante ese panorama, aquellos que cortaron boleta en 2015, seguramente votarán sábana completa en 2019. El único que puede ser víctima de corte, es nada menos que el mismísimo gobernador. Tal como postulamos inicialmente, la única batalla real dentro del peronismo, es entre la fórmula que encabeza Manzur y la que encabeza Alperovich.

De ser realmente necesario y hasta imprescindible incluir a estos dos concejales en una alternativa peronista (¿?) “fiel” y convocante; no hubiese -el concejal Kabuby” Aráoz– “bajado su precio” de tal manera al colocarse a sí mismo como candidato a Intendente y a su vez, segundo en la lista a concejales detrás de Pilón” Aguirre. Este último, a ciencia cierta, llegó a ser concejal con los votos nada menos que le aportó el ir como candidato de la lista oficial de Ruiz Olivares, que representaba Racedo Aragón como candidato a intendente en 2015.

Yerba Buena tiene sus particularidades, las reuniones multitudinarias contienen generalmente un porcentaje idéntico de adeptos a quienes convocan y de representantes de otros candidatos. Esto es tal cual en los eventos organizados por el candidato que fuera y de la fuerza que fuera.

La dupla Manzur-Jaldo, tiene por delante el desafío de apretar el acelerador e ir por todo o apelar al “masomenismo” de colectoras que cuestan mucho y recogen poco, y que a veces, solo a veces…, traicionan.

Nota producida por:

El Diario en Tucumán

 

 

 

 

 

 

 

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios