Con denuncias, amiguismos y “Bejasciones”, en el PRO Tucumán no habrá elecciones

¿Democracia en el PRO tucumano? ¡Imposible!. La justicia Federal a cargo del Juez Bejas, declaró nulo todo el proceso eleccionario llevado a cabo en ese partido. Resulta dificultoso que en el “Club” de Pablo Walter pueda darse el ejercicio libre y democrático de un proceso eleccionario interno, cuando sus principales actores son nada menos que rémoras bussistas como los “ex Fuerza Republicana“, Ernesto Padilla, Jorge Sepúlveda y el mismo Walter

Lo cierto es que esta novela “siestera” en el PRO tucumano tiene sus actores principales y de “reparto”. Algunos de ellos cumplen dobles roles y poseen antecedentes que manchan de manifiesta parcialidad su accionar, teniendo en cuenta en los cargos que ocupan. Tal como lo son los casos de Padilla (quién preside la Junta Electoral ) y Jorge Sepúlveda, ( Vocal de ese órgano partidario).

Goliat

El Dr. Ernesto Padilla, quien cosechó unos magros votos para el macrismo como candidato a intendente de Yerba Buena en las elecciones de 2015, cuenta con el antecedente de haber sido defensor del entonces gobernador Antonio Domingo Bussi, en el juicio político que tuvo que afrontar por hechos de corrupción durante su gobierno.

Jorge Sepúlveda, es otro “incondicional soldado” de Pablo Walter, como lo fue en su momento, de Antonio Domingo Bussi en el cuasi desaparecido partido Fuerza Republicana.

Pablo Walter, no termina de posicionarse como referente de Rogelio Frigerio y cuajar del todo en el PRO nacional, ya que en Buenos Aires no dejan de verlo como tucumano y en Tucumán, no dejan de verlo como “porteño“.

Nadie se atrevería a negarle a Walter su pasada militancia partidaria y su incansable apego a codearse y colarse en los círculos más altos de los proyectos políticos en los que se embarca. Licio Gelli, alias “Il Titiritero“, quien comandaba la logia masónica Propaganda Due (P2), pareciera ser su “personaje inspirador“.
A Walter le alcanza y le sobra haber repartido unos cuantos cargos nacionales, para revalidar la fidelidad de su viejo equipo y comandar con el dedo meñique, los destinos del PRO tucumano a su antojo.

Alejandro Ávila Gallo, es quien preside hasta ahora el PRO tucumano. Este ex “pichón de dirigente“, pagó la presidencia que ostenta haciéndose cargo de la intervención partidaria del PRO Salta en su momento. “Ale” -como todos lo llaman- es un querido en el ámbito social, por sus características personales que lo signan como un “tipo piola” y buena gente. Su apego casi de “siamés” a Pablo Walter, le devuelve oportunidades, como la de ostentar un importante cargo en el ENHOSA, pero lo deja “pegado“, teniendo que avalar hechos que mellan su imágen pública y de cara hacia adentro del partido, masticando una “gomosa” brochette de “sapos”.

Tito“, Alberto Colombres Garmendia, hoy dos veces legislador provincial, parece haber renunciado a definir su eterna pulseada con Pablo Walter y ha claudicado en el camino de la “militancia” que lo puso en donde está, para abocarse a tratar de imitar a su eterno “amigo/oponente“; quedándose a medio camino entre el liderazgo real (validado con la militancia) y el fáctico (validado con “contactos” en Bs As). Su actitud de no confrontar con los de la “camarilla oficialista” dentro del PRO, le resta más de lo que le suma de cara a sus pretensiones de postularse como precandidato a gobernador por ese espacio, tal como ya lo manifestó públicamente.

Estos nombres y otros tantos “soldados de a pie”, conforman el núcleo duro del PRO en la provincia.

David

Allá, muy lejos del manejo de cargos, prebendas partidarias y de influencias en las grandes esferas, se paró frente al “Goliat” con una humilde lista para confrontar en las internas partidarias. Fue casi tomado como una “mala broma” o una buena oportunidad de “mostrar un partido democrático“. Hablamos de Miguel Diosquez Dupuy y un grupo de nuevos y viejos dirigentes, con y sin pedigree.

Miguel, siempre con perfil sencillo, auténtico y amigable, el actual concejal de Banda del Río Salí, es uno de los viejos referentes del PRO tucumán. Muy joven se sumó a las filas de ese partido, como representante del Este tucumano y militó activamente durante varias campañas y en las diferentes actividades partidarias. Es quien encabeza la Lista 22 Color Verde que se preparaba a disputar las primeras internas partidarias del PRO en Tucumán.

José Saá Belfiore: Con perfil totalmente bajo, fue una de las dos primeras “patas” del macrismo en la provincia. Junto al Dr. Martín Méndez Uriburu, “trajeron” de Bs As la antorcha de Macri representada por el partido Compromiso Para el Cambio (CPC). En 2007, año en que se armó el PRO en Tucumán y apenas iniciado el camino del nuevo “matrimonio” con RECREAR; puso junto a Méndez Uriburu  sus energías en la candidatura del ex Diputado Esteban Jeréz, hastiado de tanto manoseo y tironeos dentro RECREAR, su socio obligado.

Nicolás Mirande: Tomó la causa de la línea interna para sí. Este joven abogado tucumano, se “arrimó” al PRO en la provincia, acudiendo al llamado lanzado por el mismo Macri a participar. Se lo tomó en serio y sin ocupar cargo público alguno, se dio unas horas semanales en su actividad como abogado para ocuparlas en “militar“, una palabra nueva para él. No tardó en aprender que “las habas, se cuecen en todos lados“. Tomó el rol de apoderado de la Lista 22 Color Verde, litigando ante el juez Bejas, en defensa de lo que creyó y sigue convencido, es una causa justa. ¡Bienvenido a la política…!

La Lista 22 Color Verde, tiene a personas que se incorporaron de cara al llamado que hizo el macrismo a la renovación y al cambio dentro de las filas del PRO, no todos ellos cuentan, necesariamente, con gran experiencia ni exposición pública. Entre ellos están Mateo Bauzá y la médica endocrinóloga, Ana claudia wittich; entre otros.

Estos “Davides” osaron retar a “Goliat” y dejar expuesta la interna “real” en ese partido. No solo eso, sino que prestos a ir hasta el final, acudieron ante el juez Bejas, en defensa de sus derechos, logrando poner en ridículo a los líderes del PRO tucumano y mostrarlos en Buenos Aires como un grupo autoritario que se reparte prebendas y espacios con pocos visos democráticos.

Desde el Diario en Tucumán, fuimos el primer medio en sacar a la luz los entretelones de la reñida interna que se desarrollaba en el PRO tucumano, en la nota titulada: “Y entonces David golpeó a Goliat”: Las escandalosas Elecciones Internas del PRO en Tucumán   (Click en letra azul para acceder)

El apoderado de esta Lista, el Dr. Nicolás Mirande, hizo llegar el siguiente comunicado de prensa de “David“, a raíz del fallo que el juez Bejas emitió declarando NULO todo el proceso eleccionario. Un polémico fallo que a lo Pilatos, se “lava las manos” y manda a “hacer de nuevo todo” con un “chas chas” en la cola a la Junta Electoral del PRO.

Creemos que la Sentencia del Juez Federal omitió evaluar tres puntos sumamente importantes sobre nuestra apelación”, declara Mirande en representación de los demás integrantes de la lista.

  • El primero es la manifiesta parcialidad demostrada por el Presidente de la Junta Partidaria Ernesto Padilla acreditada con la firma de la planilla de avales en favor de la lista adversaria”.
  • “El segundo punto es consecuencia del primer y es que la sentencia alude a la junta como un mero órgano partidario, desconociendo que la Junta partidaria se identifica con la lista contraria, tanto por lo antes manifestado, como también por el hecho de que sus miembros se encuentran con cargos asignados por candidatos de la lista contraria”.
  • “Lo tercero, que tampoco quiso analizar el Juez, es nuestro escrito original adjuntado, en el que se encuentra detallado por la misma mesa de entradas del partido, que presentamos toda la documentación de los candidatos y avales en tiempo y forma

Estamos convencidos que todas éstas y otras irregularidades cometidas por dirigentes de la lista adversaria (la lista “oficial”) no están alineadas al valor principal que pregona nuestro presidente, que es trabajar con LA VERDAD, y respetando LAS INSTITUCIONES”. “Creemos que hay que predicar con el ejemplo, y el ejemplo empieza por casa“, termina el durísimo comunicado de los integrantes de la Lista 22 Color Verde del PRO.

El Diario en Tucumán, tuvo acceso a la resolución de Bejas, quien demuestra dos cosas. Primero, que su fallo tiene un cariz que lo hace parecer más un “yerro” que un fallo sujeto a derecho. El juez toma los elementos que necesita para fallar como quizás le conviene.
De hecho, hay quienes especulan desde otros partidos, que el ex apoderado del PJ, “mira con cariño” una eventual postulación para integrar la Cámara Nacional Electoral. ¿LLegará una lluvia de “agua bendita” desde la presidencia como devolución de favores?

Fallo Completo
Fallo Del Juez Bejas – Internas en el PRO Tucumán

 

Contacto: eldiarioentucuman@gmail.com

Fanpage: https://www.facebook.com/Eldiarioentucuman/

Twitter: https://twitter.com/ElDiario_enTuc

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios