Claves para comprender el “DESMADRE” en la Adjudicación Directa que Mariano Campero hizo por $4.500.000

En épocas en donde rige la posverdad (llamada también “mentira emotiva“) pareciera que lo que hay que obviar, son los hechos; que son reemplazados a su vez por un arcoíris de argumentos que nada tienen que ver con el fondo del tema. Así resulta que si culpamos a “Marianito” de haberse quedado con un chocolate de “Dominguito“; “Marianito”, será capaz de hablar durante días o meses sobre las bondades de incluir al chocolate como parte de nuestra dieta

Así está sucediendo con el caso que mantiene a todos los funcionarios de la intendencia de Yerba Buena, hablando sobre las bondades de realizar una obra en el Barrio San Expedito (en San José) en tres barrios carenciados; dejando de lado la forma en que se contrató de manera directa (SIN LICITACIÓN) a una supuesta empresa, por el valor de nada menos que $4.500.000.

Estas son las claves irrefutables para comprender los hechos:

  • El 18 de diciembre de 2017, un Inspector de Obras del Municipio de Yerba Buena,  llamado Sergio Márquez, envía una nota a la Secretaria de Políticas Sociales, Soledad Gettas; solicitando que la contratación de mano de obra para tareas a llevarse a cabo  en los barrios: San Expedito, Ampliación San Expedito y Cossio.

    • El 20 de Diciembre de 2017, la Secretaria de Políticas Sociales, Soledad Gettas, inicia el Expediente Nº 15.958- (M17-1)/17 y realiza un informe social sobre el barrio y recomienda evaluar la contratación del “SEÑOR JUAN VALDÉZ.

Sin ningúna incumbencia sobre el tema, ni capacitación técnica específica; la funcionaria en cuestión, dictamina sobre cuestiones que no le son propias como puede apreciarse.

    1- Indica o sugiere a quién contratar, pasando por alto los sistemas previstos de selección de empresas o personas, al “Señor Juan Valdéz”.
    2.- Realiza una subjetiva “evaluación de la idoneidad” del Sr. Valdéz y afirma que el mismo cuenta con “inscripción correspondiente”, desconociendo totalmente cuáles son los requisitos requeridos para ser prestador de obra pública al Estado. De conocerlos, no menciona cuáles, ni adjunta elementos probatorios. (Luego se verá que mintió al respecto)
    3- Con el supuesto fin de realizar una labor social en lo laboral, indica que el tal Sr. Valdéz, CONTRATARÍA (condicional) mano de obra en el barrio en cuestión.
    4- A contramano de sus funciones específicas, esta funcionaria comete el desatino o el “incumplimiento de deberes como tal”, de indicar el Modo de Contratación; al solicitar que se efectúe la misma por CONTRATACIÓN DIRECTA DEL SR. VALDÉZ.
    5- Cierra este espantoso “dictámen” indicando que la contratación a este señor y por Adjudicación Directa de la obra, obedece a cuestiones de “Mérito” (¿Cuál?) “Oportunidad” (Existen seguramente en esos barrios, personas que puedan ser contratadas por empresas constituidas y de capacidad probada o que, como Valdéz, podrían participar en un cotejo), concluyendo al mencionar el argumento de “Conveniencia Socio-Económica” (¿Qué será tal cosa? Solo ella y Dios lo saben…) ¡POSVERDAD!

  • Tres meses y veintiún días más tarde, nace un verdadero adefesio administrativo, contable y legal: El Decreto Nº 249 del 10 Abril de 2018.
  • Vamos solo a distinguir los errores de forma y fondo de dicho instrumento:

1.- Básicamente un gravísimo error de forma y fondo yace en invocar una “Necesidad y Urgenciade modo retroactivo.

Por declaraciones emitidas por el Sr. Valdéz a posteriori  en La Gaceta, sobre que la “empresa” comenzó a trabajar en el mes de Octubre de 2017 y los dichos del Jefe de Gabinete Manuel Courel en el programa “De Buena Fuente” 24-05-18 (Click para acceder) afirmando sobre que la misma hizo una “prueba” en el mes de Octubre de 2018 pero comenzó a trabajar en la misma en Febrero de 2018; es absolutamente inaceptable desde el punto de vista jurídico, administrativo y de sentido común, que el 10 de Abril, se invoquen hechos ya sucedidos para justificar una acción que amerite actuar con urgencia hacia adelante. O sea adjudicar directamente y por DNU, SIN LICITACIÓN al Sr. Valdéz, una obra por $4.500.000 en la que éste venía trabajando (y continuaba haciéndolo) desde hace meses, invocando urgencia con base en hechos pasados que en Diciembre de 2017 podrían constituir una “previsión“, pero que en Abril de 2018, eran hechos y circunstancias ya acaecidos y cualquier motivación retroactiva, caía por sí misma.

2- Esto demuestra la tremenda irregularidad de que la empresa (luego veremos que TAMPOCO es de propiedad del Sr. Valdéz) estuvo trabajando SIN CONTRATO NI DECRETO HABILITANTE, desde donde Ud. quiera creer que empezó, hasta el día 11 de MAYO de 2018, día en que se emite el Decreto aprobando el contrato con la “empresa” Valdéz Construcciones y Diseño…, eso sí, NO a nombre de Juan Valdéz.

3.- Luego de dos Considerandos en donde se transcribe lo expuesto por el Técnico Márquez y la Secretaria de Políticas Sociales, Soledad Gettas, se menciona un informe del Secretario de Obras Públicas y Planeamiento Urbano, Ing. José Luis Ferroni, que no solo acepta la recomendación del Sr. Juan Valdéz, sino que le adjudica una porción de la obra y condiciona su contratación para otra adjudicación, al desenvolvimiento del mismo en la realización de la misma.

4.- Hasta este momento, el expediente ha pasado por la mano de a) El “Inspector de Obra” Sergio Márquez b) Sec de Políticas sociales,Soledad Gettas, c) Sec. de Obras P y DU, Ing. José Luis Ferroni d) Director de Despacho, Fernando A. Grucci e) el Asesor Letrado, Dr. Rodolfo Aráoz Terán f) Contador General, CPN Adolfo Haga, g) Secretario de Hacienda, CPN. Hernán Ganen h) Jefe de Gabinete, Dr. Manuel Courel y vaya a saber cuántas manos más, hasta finalmente ser firmado por el Intendente Mariano Campero el 10 de Abril de 2018.

5.- NINGUNO de estos estos OCHO ALTOS FUNCIONARIOS detectaron que:

a) El Decreto Nº 249, NO MENCIONABA CUIT, DNI, NI DOMICILIO CIERTO de Juan Valdéz.

b) Ninguno detectó que Juan Valdéz NO TENÍA CAPACIDAD DE CONTRATAR. NO TENÍA INSCRIPCIÓN VIGENTE EN DGI – RENTAS. NO POSEÍA INSCRIPCIÓN COMO EMPLEADOR, NO POSEÍA INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO DE EMPRESAS CONSTRUCTORAS NI DEMÁS REQUERIMIENTOS LEGALES.

d) Desde Gettas, pasando por todos los funcionarios hasta el intndente, se iban a enterar luegoi de este ADEFESIO DE DECRETO, que “Valdéz Construcciones y Diseño”, NO PERTENECÍA A Juan Ignacio Valdéz, sino a SU HERMANA, Leonela de los Ángeles  Valdéz.

c) Esto no fue obstáculo para ninguno de los funcionarios. Era cuestión de trasladar todos atributos y las “aptitudes” de “Juan Valdéz” a Leonela de los Ángeles Valdéz. Al fin y al cabo “Valdéz Construcciones y Diseños” era una empresa que tenía la particularidad de poder seguir siendo adjudicataria de $4.500.000 aunque tuviese ¡DOS CUIT!.

. Solo habría que sortear este “inconveniente” y confeccionar otro Decreto, modificando este mamarracho jurídico y contable…, para entonces, la “empresa” ya había avanzado en más de un 70% su accionar en la obra. sin Contrato, sin Decreto, ni ningún instrumento público que autorice tomar cartas en el asunto. Contratar a terceros, recibir fondos, administrar insumos adquiridos por el municipio, etc.

  • A estas instancias ya estaba todo claro. Don Juan Valdéz no pudo firmar el Contrato (ni siquiera cuatro meses después) ya que en todo este tiempo  nadie salvo él mismo pudo distinguir que NO POSEÍA CUALIDADES FORMALES PARA SER CONTRATADO. Cabía solo reemplazarlo por su hermana.
    El “referente“o el “interlocutor“, Juan Valdéz (mencionado de este modo por la funcionaria a cargo de la Secretaria de Políticas Sociales) Soledad Guettas; finalmente no estaba en condiciones de asumir formalmente una obligación en la que venía trabajando desde hace meses.
  •  Es entonces que se decide reemplazarlo por Decreto. Lo que corresponde en estos casos, es derogar el Decreto Nº249/10-04-18, pero a los funcionarios de Mariano Campero, les resultó que podía simplemente reemplazar a Juan, por su hermana Leonela, dotando a Leonela de todos los antecedentes que eran de Juan
  • Un detalle. Antes de comenzar a trabajar, la Municipalidad de Yerba Buena, había adelantado aValdéz Construcciones y Diseños” (Vaya a saber a nombre de quién libraron un cheque con fondos NACIONALES) la suma de $ 400.000.-
  • Es así que reemplazamos a “Juan” por “Leonela“:
  • Esta “rectificación” que mediante el Decreto Nº 316/20-04-18 modifica el Decreto Nº 249/10-04-18, es un instrumento que pretende recibir todos los atributos y características brindadas en el decreto que se modifica y por propiedad transitiva, hacerlos “encajar“, dando por beneficiaria a una persona DIFERENTE a la cual se menciona desde el inicio de las actuaciones el 18 de Diciembre de 2017, cuando se inician las actuaciones relativas a esta obra polémica.
  • La administración del Intendente Mariano Campero, no tuvo problemas de subsanar semejante sucesión de confusos episodios, con un nuevo decreto de “Necesidad y Urgencia“, cuyo único propósito y única “necesidad urgente“, era la de tratar de dar forma a actuaciones administrativas que poseen todos los vicios de formalidad posible.
  • Este nuevo decreto, que dudamos, pueda ser validado por los Organismos Nacionales que supervisan en teoría las obras y movimientos jurídicos y contables, concluye con el último acto. “La frutilla del postre
  • Este último elemento administrativo, el Decreto Nº 400, del 11 de Mayo de 2018, cierra `por ahora la gran comedia de enredos que fue la Adjudicación Directa por $4.500.000 a una empresa UNIPERSONALde dos personas“.
  • Alguna auditoría de la Nación, o la Justicia Federal, podrá colocar en perspectiva lo actuado y deslindar responsabilidades.
  • Para mayor comprensión. Se supone que la Municipalidad de Yerba Buena, plasmó en cifras y letras esta serie de mamarrachos antijurídicos, con la “intención realizar una labor social en el barrio, dando mano de obra a habitantes del mismo” (según los dichos de todos los funcionarios declarantes) Queda en la duda cómo pudieron ser beneficiados, si tenemos en cuenta de que la empresa solo cobró hasta ahora un anticipo de $400.000 y nada más. Esto, según el Jefe de Gabinete Manuel Courel. 
  • ¿Qué cobraron hasta ahora sus empleados?
  • Seguramente pesará sobre la firma Valdéz Construcciones, una recategorización en AFIP, teniendo en cuenta de que declaró que preveía facturar solo $20.000 anuales. Lo facturado por esta obra, le modificará el status en el ejercicio contable de 12 meses.
  • Pesará sobre esa empresa, la rendición de los aportes patronales y demás obligaciones sobre los 14 empleados declarados por Juan/Leonela Valdéz y por los mismos Jefe de Gabinete e Intendente, en declaraciones a los medios.

    Desde El Diario en Tucumán, iniciamos nuestra investigación y no cesamos en recibir nuevos datos totalmente contradictorios surgidos de las declaraciones de cada uno de los funcionarios que salieron “histéricos” a defender a capa y espada esta contratación.
    Dejamos que los lectores valoren las pruebas y a pesar de que en su discurso embebido de las “mentiras amorosas” que rigen a la “posverdad” y que cada uno de los funcionarios “parlantes“, usó para desacreditar a quienes expusimos el caso escandaloso de esta adjudicación.No deben enfadarse con un medio de comunicación. Como siempre en los “DOCUMENTOS” que exponemos, se encuentra la verdad. Lo demás es todo una historia llena de argumentos infantiles propalados por funcionarios que denotan enojo, frustración y descontento. La verdad, cayó sobre sus cabezas. Solo hace falta conocer, cuáles serán las consecuencias de sus actos y si estos desórdenes con sabor a corrupción, tienen su correlato en acciones de parte de los Organismos Nacionales que firmaron el Convenio que “baja” desde la nación, la friolera de $57.860.000, para una obra que tiene como “frutilla del postre”, la posibilidad a confirmar, de que para colmo de los males (y de acuerdo a la información que poseemos, a confirmar) podrían haberse realizado en tierras que pertenecerían no al municipio de Yerba Buena, sino cuyo titular, sería la Provincia de Tucumán, que las habría adquirido mediante una expropiación en su momento. Esto constituiría, de ser así, un escándalo de proporciones  cuyas derivaciones serían imposibles de mensurar.

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios