Buena noticia para los empleados estatales. El Gobierno Provincial aplicará la “Cláusula Gatillo” que actualiza los salarios a los niveles de inflación oficiales.

El informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sobre la inflación acumulada del año pasado tendrá un impacto directo en el acuerdo salarial fijado entre el Gobierno provincial y los estatales en las paritarias de 2017.

El incremento interanual firmado en abril pasado entre el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, y los gremios estatales llegaba al 23%, en partes y con sumas fijas no remunerativas.

El convenio contenía un apartado, según el cual si el Índice de Precios al Consumidor (IPC) calculado por el Indec superaba ese porcentaje una vez finalizado el ejercicio anterior, se disparaba una cláusula gatillo para reajustar los sueldos de los trabajadores del Estado provincial. Como el organismo nacional determinó ayer una suba inflacionaria del 24,8% en 2017, la Provincia afrontará el 1,8%, complementario al 23%, retroactivo a diciembre y de modo fijo hasta el próximo aumento salarial.

“El Gobierno va a cumplir con lo pactado con todos los sectores. Además, a partir de la segunda semana de febrero, nos sentaremos con los gremios, comenzando con los de educación, para arrancar con las paritarias de este año”.

La medida llevará a las áreas específicas del Poder Ejecutivo (PE) a recalcular los haberes.

En cuanto al erario, se estima que el 1,8% en cuestión, disparador de la cláusula gatillo, tendrá un impacto de unos $ 65 millones mensuales en la planilla salarial del Estado provincial. Así, entre diciembre, enero y febrero -período mínimo en el que regirán los nuevos valores-, ese índice significará un costo total de $ 195 millones.

Sumatoria

Según Amado, el 1,8% adicional producto del anuncio del Indec será retroactivo a diciembre. Así, cuando los estatales cobren enero, percibirán un aumento global sólo en ese mes del 3,6%, como resultado de la sumatoria de dos meses.

Los gremios estatales de Tucumán esperaban con expectativas el anuncio del Instituto Nacional de Estadística y Censos. Ocurre que el IPC calculado por el Congreso señalaba una inflación del 24,6% para 2017. Finalmente, ese dato quedó un 0,2% por debajo del porcentual que determinó el Indec.

“La cláusula gatillo es lo principal, ellos (por el Gobierno provincial) la pusieron y queremos que se cumpla”, había dicho Daniel Ibarra, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

El titular del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), Osvaldo Acosta, coincidía con esa postura. “Si salta y va por arriba de lo que se estipula, va a ser necesario fijarla”, afirmó el dirigente capitalino en una nota reciente. “No podemos pedir menos de lo que hemos tenido el año pasado”, había dicho Vicente Ruiz, representante de los municipales del interior provincial. Con el anuncio de Amado, esas peticiones serán cumplidas.

FUENTE: LA GACETA

Deja tus Comentarios de la nota

Comentarios